Las perturbadoras historias que inspiraron los clásicos de Disney

·Redactora de El HuffPost
·1 min de lectura
Maléfica ('La bella durmiente'), 'La sirenita' y 'Pocahontas'. (Photo: Disney)
Maléfica ('La bella durmiente'), 'La sirenita' y 'Pocahontas'. (Photo: Disney)

Cada cierto tiempo, aparece alguna corriente crítica con las películas clásicas de Disney. Corrientes de quienes quieren reversionarlas y adaptarlas para sean educativas, acordes con los tiempos; otras de quienes creen que contienen mensajes subliminales de contenido sexual y otras que ven en ellas tintes racistas o machistas.

Las últimas polémicas más sonadas han sido las de Blancanieves, Peter Pan, Los Aristogatos y Dumbo. En el caso de la primera, este mismo mes se solicitó desde el San Francisco Chronicle que la factoría eliminara de una de las atracciones de Disneyland en California la escena del beso del príncipe a Blancanieves.

El artículo argumentaba que la protagonista está dormida y, por tanto, el beso no es consentido. “Enseñar a los niños a besar a una persona, si ambos no están de acuerdo, no está bien”, justificaban.

En el caso de los tres últimos títulos, fue el propio Disney quien decidió restringirlos en su plataforma de streaming a menores de siete años, advirtiendo sobre el contenido racista de las películas.

Aun con todo ello, los grandes clásicos de Disney están muy edulcorados desde el mismo momento en el que, partiendo de historias perturbadoras, se crearon películas para el público infantil.

Blancanieves y los siete enanitos (1937)

Es una adaptación de uno de los cuentos de los Hermanos Grimm. En el relato, la joven sobrevive a varios intentos de asesinato ordenados por su madrastra: el del cazador que intenta sacarle el corazón, otro por estrangulamiento, el momento en el que se peina con un cepillo envenenado y el de la famosa manzana. Una vez que Blancanieves sobrevive gracias al beso del príncipe, la joven quiere venganza e invita a su madrastra a su boda. Durante la celebración, acuerda que el príncipe ob...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente