Historias que merecen ser contadas: la diversidad, en tres cortos de jóvenes

·3 min de lectura

Madrid, 9 jun (EFE).- La Fad (la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) y Netflix creen que hay historias que merecen ser contadas, como las de los tres cortometrajes ganadores de un proyecto en el que han trabajado para promover entre los jóvenes la diversidad: "Con los pies en la tierra", "Bucle" y "La bola mágica".

Se trata de una iniciativa escolar de la fundación y la plataforma para que los jóvenes interioricen la importancia de la diversidad a través de su creatividad audiovisual y su compromiso social, según han señalado el vicepresidente de Contenido Original de Netflix en Españaf y Portugal, Diego Ávalos, y el presidente de Fad, Ignacio Bayón.

Todo ello en un acto presidido por la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, quien ha valorado este proyecto, en el que han participado más de 600 alumnos de secundaria y formación profesional, que han querido ser el "altavoz de ideas diferentes", como han dicho en la presentación del proyecto.

"Nuestra generación no solo habla diferente. También actúa diferente. Somos la generación que escribirá, dirigirá y protagonizará las historias que debieron ser contadas hace demasiado tiempo", decía otra voz en off durante el evento online.

Para realizar estos cortos, los jóvenes han recibido formación audiovisual y en temática de inclusión social, diversidad cultural, intergeneracional y de género.

Algunos de los jóvenes se dedicaron a elaborar estos guiones en los que cuentan a través de distintas historias cómo perciben la diversidad, otros han participado como actores, directores o cámaras y otros han sido los responsables del atrezzo.

"Con los pies en la tierra" ha sido realizado por el IES Renacimiento (Madrid), "Bucle" por alumnos del Colegio San Patricio el Soto (Alcobendas, Madrid) y "La bola mágica" por el IES Luís García Berlanga (Coslada, Madrid).

En el primero de ellos, Paula Ñeco y Juan Esteban Ospina cuentan la historia de Lucas, un niño que paso sus primeros años de vida en una misión espacial y al que le está costando ya en la tierra adaptarse a la forma de vida...Hasta que conoció a Luna.

"Ella me enseñó todo lo que se supone que deben saber los niños en la tierra, cómo echarle la culpa al otro, jugar al pilla pilla... y nos hicimos super amigos porque ella sabe también lo que es ser un bicho raro. Hace unos años ella decidió que no quería ser Diego, y se cambio de nombre, pero los niños no lo entendían, y yo digo ..¡que cada uno sea lo que quiera¡", comenta el pequeño Diego en el corto.

En el segundo corto, en "Bucle", los alumnos del San Patricio mandan con sus imágenes una inquietante reflexión: ¿que pasaría si todos fuéramos iguales?.

En el corto, los jóvenes transmiten la idea de que si nadie fuera diferente, el mundo no tendría sentido.

Y en el tercero, en "La bola mágica" se sirven de los servicios de un profesional de esoterismo que en sus consultas hace recordar a sus clientes cómo se comportan con una persona de otra raza o cuando pierden.

Para el presidente de Fad, "la diversidad significa por lo menos dos cosas. Una, de exclusión de lo negativo, del no a la discriminación y, otra, de planteamiento de lo positivo, porque el mundo se abre con la diversidad".

Para Diego Ávalos, de Neftlix, "las historias son uno de los vehículos más importantes para tratar de conseguir esta representación y diversidad que vemos reflejada cada día en nuestro alrededor porque eso nos ayuda a luchar por una sociedad cada vez más inclusiva".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente