VIDEO: Dramático rescate en helicóptero en los incendios de California

Los enormes incendios recientes en California, sobre todo el llamado Camp Fire en el norte de ese estado, han dejado un trágico saldo de muerte y destrucción total de poblaciones y bosques, pero también han suscitado historias de extraordinario heroísmo y solidaridad. Y también algunas que son simplemente sorprendentes.

Son expresiones que, en medio de la desolación y el dolor provocado por los incendios, mantienen un cálido sentimiento de humanidad vigente.

Captura del video/Vía Press Association.
Captura del video/Vía Press Association.

Salvadores desde el aire

Una de esas historias extraordinarias, con claros toques épicos, es el osado rescate que la tripulación de un helicóptero realizó en Castro Peak, cerca de Malibú, California, donde el incendio denominado Woosley Fire asoló amplias zonas residenciales. Los pilotos David Norquist y Joel Smith, del grupo aéreo de los Bomberos de Los Ángeles, se adentraron en espeso humo y lidiaron fuertes vientos y llamas para realizar un complicado descenso y llegar hasta donde tres personas y dos perros los esperaban para ser rescatados.

La operación, realizada el pasado 9 de noviembre y captada con una cámara portada en el casco de uno de ellos, muestra la proeza con todo su realismo, dificultad y, al mismo tiempo, serenidad de los rescatistas ante el enorme reto.

El conductor del cielo

El poblado de Paradise (Paraíso) fue, literalmente, engullido por las llamas del incendio Camp Fire. En medio de todo ello, 22 niños quedaron varados en una escuela a la que el fuego se acercaba rápida y poderosamente. Sus padres no pudieron llegar hasta ellos y su suerte dependía de Kevin McKay, el conductor del autobús de la escuela.

Los 22 menores y dos maestras subieron al autobús y McKay comenzó a conducir por carreteras peligrosamente cercanos a las llamas e incluso en el camino lograron recoger a una maestra más que, como narra CNN, llegó incluso a pensar que moriría sola en medio del incendio.

McKay condujo por cerca de cinco horas entre campos devastados por el fuego. “Parecía como si nos dirigiéramos a Mordor”, contó el conductor en alusión al volcánico y oscuro territorio del villano del libro ‘El señor de los anillos’.

Incluso McKay desgarró su camisa para crear paños de tela que, humedecidos, permitieron a los estudiantes respirar en medio de las humaredas y, finalmente, logró conducir a todos los pasajeros hasta un lugar seguro. “Teníamos al conductor de autobús del cielo”, dijo una de las maestras sobre el heroico chofer.

El salvador monstruo verde

Margaret Newsum, de 94 años, estaba en el porche de su casa en Magalia, cerca de Paradise, mientras las llamas se acercaban. Esperaba que alguien pudiera verla y sacarla de allí, pues la devastación del fuego se aproximaba. De pronto, como ella misma contó, “llegó un gran monstruo verde por el camino”, de acuerdo al portal SunnySkyz.

Se trataba de Dane Cummings conduciendo su camión de basura por las calles de Magalia, preocupado porque sabía que en esa ruta, que él realiza con frecuencia para recoger desechos, vivían muchas personas mayores que no necesariamente tenían modo de salir del sitio o de recibir ayuda de algún familiar.

Y, providencialmente, su preocupación y su osado recorrido en medio de vecindarios en llamas fue salvador: Newsum subió lentamente al camión de Cummings y luego juntos escaparon de las llamas, como se relató en un video de Inside Edition.

Reencuentros felinos

Laci Ping y su esposo Curtis Mullins debieron evacuar su casa ante el avance de las llamas del incendio Camp Fire. Con ellos llevaban a su gato Mayson pero, asustado por una explosión cercana, el felino escapó de su jaula y echó a correr, de acuerdo a un relato difundido por la Universidad de California en Davis.

La pareja posiblemente pensó que nunca volverían a ver al gato pero, un tiempo después, Ping vio la foto de Mayson en un post en la página de Facebook de la escuela de veterinaria de la citada universidad. Bomberos lo habían hallado y llegado, junto a otros 22 felinos, a esa institución. El momento del reencuentro entre la pareja y el felino quedó, también, registrado en un video difundido en Twitter. Ping literalmente lloró abrazando a Mayson.

Y no fue el único caso de esa índole. Como narró el Huffington Post, el capitán de bomberos Ryan Coleman recorría vecindarios asolados por el fuego cuando se topó con una gata que le saltó al hombro, presumiblemente en busca de seguridad en el desolado Paradise. Todo se registró en un video que se hizo rápidamente viral.

Al parecer, los dueños de la gata vieron ese video, de algún modo lograron comunicarse con Coleman y le pidieron dejar al animal con uno de sus vecinos.

El enfermero y su camioneta

Allyn Pierce es un enfermero que administra la unidad de cuidados intensivos de un hospital. Pero el pasado 8 de noviembre se encontró, junto a varios de sus pacientes, amenazado por el avance del incendio Camp Fire. Coordinó la evacuación y, al final, él y dos colegas fueron los últimos en irse de allí. Subieron a su gran camioneta pickup y, con Pierce al volante, salieron del lugar para ponerse a salvo.

El fuego era ya muy intenso y otros vehículos en las cercanías ardían al paso de la camioneta de Pierce. Pero él siguió su camino y aunque por dentro sentía un profundo miedo, mantenía la calma mientras conducía. “Estaba calmado porque soy un enfermero y eso es lo que hacemos”, le dijo Pierce a The Washington Post.

Pero lograron salvarse casi milagrosamente, gracias a la ayuda de un camión de bomberos y de un bulldozer que le abrió camino entre autos incendiados.

Pero aunque estaba a salvo, Pierce optó por volver al hospital y cuando llegó allí se topó con que el edificio aún estaba en pie y vio que bomberos y rescatistas se habían reunido allí y ayudaban a nuevos pacientes que acababan de llegar al lugar. Entonces, él asistió en el lugar a personas heridas y, tras varias horas de trabajo, finalmente emprendió una nueva evacuación del lugar en su camioneta.

Jack Nicas, reportero de The New York Times, narró la epopeya de Pierce en Twitter.

Pierce logró reunirse con su familia y, a salvo, contempló su camioneta, severamente afectada por el fuego y con algunas partes derretidas. “Esta camioneta literalmente me salvó la vida”, dijo Pierce en las redes sociales. Y, como recompensa, la empresa Toyota, fabricante de esa camioneta, le regaló un nuevo vehículo en reconocimiento de su heroísmo.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente