Los historiales médicos online pueden salvar vidas pero están siendo infrautilizados

·3 min de lectura
Professional medical physician doctor white uniform gown coat stethoscope hands holding digital patient chart information computer tablet in clinic hospital.Digital healthcare/ technology concept
Professional medical physician doctor white uniform gown coat stethoscope hands holding digital patient chart information computer tablet in clinic hospital.Digital healthcare/ technology concept

Cada vez estamos más acostumbrados a que nuestros doctores pasen casi tanto tiempo tecleando en su ordenador que atendiéndonos en la consulta. Y tiene sentido y no nos molesta, porque lo que está haciendo es completar nuestra historia clínica, lo que hace más fácil que nos hagan un seguimiento de nuestro estado de salud, que toda la información sobre nuestras alergias y los medicamentos que tomamos estén a mano, y que los doctores no nos repitan pruebas.

Pero las historias clínicas electrónicas pueden tener otra ventaja. En algunos centros de Estados Unidos se está poniendo en marcha un sistema para usar la información de cientos de miles, incluso millones, de historias clínicas de pacientes para mejorar el trato que reciben otros pacientes.

Vamos a poner un ejemplo: ¿en qué orden es mejor tomar ciertos medicamentos para una enfermedad? Hasta ahora el doctor que tenía esta duda podía o bien preguntar a otros especialistas, o bien fiarse de su experiencia. Pero al poner en común las historias clínicas de millones de pacientes, se puede comprobar en qué casos parecidos se ha usado un régimen de medicación u otro, y tomar una decisión más informada.

Otro caso sería un paciente que llega con un conjunto de síntomas, pero no se conoce la enfermedad. Buscar en una base de datos enorme por posibles casos similares permite descartar ciertas opciones, o mejor dicho priorizar otras. Centrarse en aquello que sea más probable, para tener un diagnóstico lo más rápido posible.

Antes de continuar con la explicación, vamos con dos detalles. El primero tiene que ver con la confidencialidad. Porque la confidencialidad de los datos de los pacientes es importantísima. Entre otras cosas, porque a nadie le hace gracia que cualquiera pueda saber qué enfermedades tienes o dejas de tener. Y quienes han diseñado el sistema en red son conscientes, y por eso cualquier búsqueda queda anonimizada, y se reciben los datos esenciales para tomar decisiones médicas sin nada que pueda identificar a los pacientes o sus doctores. Una tecnología que ya existe en este campo desde hace mucho tiempo, y que se emplea en ensayos clínicos de manera habitual.

Y el segundo detalle es que las bases de datos son estadounidenses, que tienen un sistema de salud realmente particular. La mayoría de las historias clínicas en este país están diseñadas para poder determinar costes de procedimientos de cara a los seguros médicos e instituciones privadas, lo que complica las búsquedas clínicas. En otros lugares, donde este tipo de ruido estadístico no existe, el funcionamiento sería más sencillo.

Vamos con una última ventaja: informar a los pacientes. El uso de este tipo de técnicas también permite que los pacientes soliciten búsquedas para saber si es mejor para ellos una alternativa u otra. Por ejemplo, si a un paciente se le ofrecen dos posibles tratamientos, puede pedirle a su médico que le saque un informe sobre cuál de los dos da mejores resultados, y en base a ello decidir.

Uno de estos sistemas de historias clínicas en red que se está probando lo está liderando la Universidad de Stanford a través de su Servicio de Consulta de Informática Clínica. Y a este servicio pueden hacer peticiones tanto los pacientes como los doctores.

Es una vía de futuro que puede ayudar a compartir la experiencia de millones de pacientes y doctores para mejorar la vida de las personas. Pero hay que tener muy claro que, por mucho que mejore la técnica y la tecnología, sigue haciendo falta que un doctor con conocimientos en el área sea quien analice el diagnóstico. Simplemente ofrece una herramienta tremendamente potente, rápida y segura con un coste mínimo.

Me enteré leyendo aquí

Vídeo | La reacción a un medicamento deja a este bebé cubierto de pelo

Más historias que te pueden interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente