El historiador de la minoría Pap Ndiaye, la sorpresa del Ministerio de Educación en Francia

·3 min de lectura

Pap Ndiaye, hasta ahora director del Museo de Historia de la Inmigración, fue nombrado el viernes Ministro de Educación Nacional y Juventud. Respetado académico, el especialista en historia social de Estados Unidos y de las minorías tiene un perfil que rompe con el de su predecesor, Jean-Michel Blanquer.

Su nombramiento es la principal sorpresa del nuevo Gobierno de Elisabeth Borne, presentado el viernes 20 de mayo. La llegada de Pap Ndiaye a la dirección del Ministerio de Educación Nacional es un tanto más inesperada en cuanto al perfil de este académico que parece romper con el de su predecesor, Jean-Michel Blanquer.

De padre senegalés y madre francesa, este investigador de 56 años es especialista en la historia social de Estados Unidos y las minorías. Desde el año pasado es director del Museo de Historia de la Inmigración.

Pap Ndiaye, antiguo alumno de la École normale supérieure de Saint-Cloud, profesor de historia y doctor por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS), es el hermano mayor de la escritora Marie NDiaye, ganadora del Premio Goncourt 2009. Estudió en Estados Unidos de 1991 a 1996 y se dio a conocer al gran público con la publicación en 2008 de 'La condición de negro. Ensayo sobre una minoría francesa', su libro de referencia.

Una nueva forma de entender el pasado

"En el campo de la historia, es alguien que fue innovador. Supo mostrar una nueva forma de entender el pasado. Su trabajo sobre la presencia negra en Francia es fundamental", afirma el historiador Pascal Blanchard, especialista en colonización.

En 2019, siempre deseoso de popularizar sus temas de estudio, Pap Ndiaye se convirtió en asesor científico de la exposición 'El modelo negro' en el Museo de Orsay de París, dedicada a la representación de la población negra en las artes visuales. Más recientemente, en 2020, fue coautor de un informe sobre la diversidad en la Ópera de París.

Profesor durante muchos años en Sciences Po es apreciado por sus colegas y presentado como un adepto del consenso.

"Es diplomático en su forma de ser con los demás. Esto es bueno porque es un ministerio que necesita diplomacia", dice Pascal Blanchard. "Si tiene los medios para hacer la política que puede encarnar, como personalidad intelectual, creo que iremos en una nueva dirección", coincide el sociólogo Michel Wieviorka, que añade que "en todo lo relacionado con las minorías, encarna orientaciones que ciertamente no son las que ha aplicado Jean-Michel Blanquer".

Un golpe mediático

El nombramiento de Pap Ndiaye, que en 2012 pidió el voto para François Hollande, para el Ministerio de Educación también suscita críticas.

"Estoy aturdido por esta noticia. Para mí, Pap Ndiaye no estaba en absoluto. Lo cierto es que era necesario "desblanquear" el sistema educativo nacional", declaró a la AFP Alexis Corbière, diputado de La Francia Insumisa. Pero "esta maniobra mediática, la única de este Gobierno mediocre, no va a calmar el profundo enfado de la educación nacional", dijo.

Las reacciones más hostiles a este nombramiento se expresaron en el campo de la derecha nacionalista. "Emmanuel Macron había dicho que había que deconstruir la historia de Francia. Pap Ndiaye lo va a hacer", escribió en twitter el líder del partido Reconquista, Éric Zemmour.

Al denunciar la elección de un "indigenista asertivo" como ministro de Educación Nacional, la presidenta de la Agrupación Nacional, Marine Le Pen, pidió la elección el próximo mes de "un número máximo de diputados de la Agrupación Nacional para proteger a nuestra juventud de las peores ideologías".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente