La historia de Wesal: chef, siria y refugiada en España

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Wesal es siria, refugiada, analista clínica, chef y, ante todo, madre. Es casi lo primero que dice cuando se presenta —"tengo cuatro hijos"— y es lo primero que vemos al entrar a su casa: Abdalá, el pequeño, de apenas año y medio, nos recibe con unos enormes ojos de curiosidad en el piso de Carabanchel (Madrid) donde vive con sus padres y sus tres hermanos. "Él es español", comenta orgullosa la madre. Es el primero de sus hijos que nace en un país donde no se oyen las bombas.

Abdalá, el hijo menor de Wesal.
Abdalá, el hijo menor de Wesal.

La familia, procedente de Hama (una de las zonas más castigadas por la guerra de Siria), huyó de su casa en 2012 "por las bombas" y recaló primero en Jordania, donde permaneció unos tres años antes de partir hacia Madrid, donde vive también desde hace tres años. Entretanto, además de Abdalá, nació Ayaal, de 4 años, que por sus comentarios más bien parece madrileña nata. "El otro día me vestí de chulapa por San Isidro", cuenta sonriente. Es jueves 17 de mayo (han pasado dos días de la fiesta del patrono) y Ayaal quiere enseñarnos un dibujo de una pareja de chulapos y el traje que se puso para la ocasión.

"A ella se lo doy todo", admite la madre, quien reconoce que, al ser las dos únicas mujeres en la casa, sienten una conexión especial y se apoyan mutuamente. Sororidad, que dirían otros.

Wesal, peinando a su hija Ayaal, de 4 años.
Wesal, peinando a su hija Ayaal, de 4 años.

En este piso antiguo de tres habitaciones, el dibujo de los chulapos convive con el sonido de fondo de un canal árabe y con el Corán, que preside el salón. Ese mismo día comienza el Ramadán y Wesal piensa celebrarlo: "Vendrán a cenar unos amigos". Los dulces —'pulseras de dama', según las llama— ya los tiene listos y la cena (o el "desayuno", ya que será la primera comida del día, con la que los musulmanes rompen el ayuno durante su mes sagrado) empezará a prepararla sobre las ocho de la tarde, dos horas antes de que se ponga el sol y puedan dar los primeros bocados. Tabulé, arroz con pollo y kibbeh suelen estar en el menú de Wesal, aunque su plato...

Sigue leyendo en El HuffPost

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente