Historia de los viajes del ser humano a la Luna

La misión Artemis pretende devolver al ser humano a la Luna más de medio siglo después en 2025. A lo largo de la historia nuestra especie solamente ha logrado realizar seis viajes a nuestro satélite, todos ellos comprendidos entre los años 1969 y 1972. Pero, ¿por qué interesa embarcarse en esta carrera espacial de nuevo?

Tras varios retrasos, la humanidad sigue pendiente del lanzamiento de Artemis I, la primera misión de prueba previa al lanzamiento de Artemis III en 2025, un proyecto que pretende devolver al ser humano a la Luna después de más de 50 años sin hacerlo.

A lo largo de la historia, y especialmente desde el inicio de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, alcanzar el espacio y nuestro satélite fue un objetivo prioritario dentro de la guerra propagandística que libraron las dos potencias durante décadas.

Los primeros en llegar al espacio fueron los soviéticos, sin embargo, en alcanzar este satélite fueron los estadounidenses el 20 de julio de 1969. Esta misión, conocida como Apolo 11, fue la meta de un objetivo establecido años antes por el expresidente John F. Kennedy.

Tras ella, hubo una serie de misiones que continuaron la labor emprendida por la NASA en esa primera misión. En total, otros seis viajes espaciales con destino a la Luna salieron entre esa fecha y diciembre de 1972. Solamente uno de ellos -el Apolo 13- tuvo que ser abortado por un fallo el tanque de combustible.

Pero después de esa fecha, ninguna nación ha intentado volver a la Luna. Las razones son múltiples. En primer lugar, eran misiones extremadamente costosas que no tenían un valor más allá del propagandístico. En segundo lugar, la Guerra Fría terminó un par de décadas más tarde por el colapso de la Unión Soviética, y ante la hegemonía estadounidense no se consideró necesario volver. De hecho, se priorizaron otras misiones, como la construcción de una Estación Espacial Internacional junto con Rusia.

Pero esto parece haber cambiado en los últimos tiempos. Además de considerar a la Luna una preparación fundamental antes de realizar un viaje a Marte y un emplazamiento ideal para construir una nueva estación espacial, la NASA ahora tiene más competencia de otras naciones que han adelantado sus proyectos espaciales independientes, como India, China o Emiratos Árabes Unidos.