La historia detrás de una de las fotos del año para la revista Time

·3 min de lectura
La fotografía de una niña palestina en el interior de su casa de Gaza que ha reconocida como una de las 100 mejores del año por la revista ‘Time’. (Foto: Fatima Shbair / Getty Images).
La fotografía de una niña palestina en el interior de su casa de Gaza que ha reconocida como una de las 100 mejores del año por la revista ‘Time’. (Foto: Fatima Shbair / Getty Images).

El 2021 se acerca a su fin y en estas semanas aparecerán multitud de recopilaciones de lo más destacado de los últimos 12 meses, que han estado repletos de acontecimientos. Es lo que ha hecho la revista ‘Time’ publicando un listado de las que, a su juicio, han sido las 100 mejores fotografías del año.

La lista no clasifica las imágenes en ningún orden y da a todas la misma importancia, aunque hay algunas que han llamado más la atención que otras. Es el caso de una fotografía de una niña palestina.

La instantánea fue realizada por la fotógrafa Fatima Shbair y en ella se puede ver a una niña sujetando a un muñeco en sus brazos y mirando al horizonte desde su casa de la ciudad de Beit Hanun, en Gaza, prácticamente destruida por los bombardeos del ejército de Israel. El resto de edificios que se observan a través de los agujeros de la pared se encuentran igualmente en ruinas.

El humo sale de un bloque de apartmentos de la ciudad de Gaza tras el impacto de un proyectil israelí el pasado 11 de mayo. (Foto: Ashraf Amra / Anadolu Agency / Getty Images).
El humo sale de un bloque de apartmentos de la ciudad de Gaza tras el impacto de un proyectil israelí el pasado 11 de mayo. (Foto: Ashraf Amra / Anadolu Agency / Getty Images).

La imagen se tomó el 24 de mayo, apenas tres días después de que entrara en vigor el alto el fuego entre Israel y Palestina, y refleja la destrucción y el dolor que causaron los combates. Al regresar a sus casas, los residentes en Gaza se las encontraron convertidas en escombros, como la de la fotografía, en la que la fachada prácticamente ha desaparecido.

El alto el fuego puso fin a la ola de violencia más mortífera en Oriente Próximo desde 2014. Los 11 días que duraron los combates dejaron 12 israelíes y más de 250 palestinos fallecidos.

La ola de violencia comenzó el 10 de mayo tras el aumento de las tensiones en la zona este de Jerusalén y los enfrentamientos que tuvieron lugar en el recinto de la mezquita de Al Aqsa.

Unos niños juegan entre los escombros de unos edificios en ruinas en Beit Hanoun el 22 de mayo, dos días después de la tregua entre Israel y Palestina. (Foto: Fatima Shbair / Getty Images).
Unos niños juegan entre los escombros de unos edificios en ruinas en Beit Hanun el 22 de mayo, dos días después de la tregua entre Israel y Palestina. (Foto: Fatima Shbair / Getty Images).

Los disparos de cohetes no guiados por parte de Hamás y Yihad Islámica fueron respondidos por ataques aéreos y de artillería israelíes. Aunque iban dirigidos a puntos estratégicos, numerosos proyectiles golpearon edificios civiles de la Franja de Gaza, provocando esas más de 250 víctimas mortales.

Muchas de estas víctimas eran niños, que, como en cualquier guerra, fueron los que más sufrieron las consecuencias del enfrentamiento. Los que sobreviven a conflictos así, como la de la fotografía reconocida por ‘TIME’, quedan marcados para siempre, ya que pierden a sus padres o sus casas. Además, resulta igual de duro para estos pequeños el que vivir entre la masacre y la violencia se haya convertido en algo normal.

EN VÍDEO | La detención de un niño palestino por parte de Israel que nadie entiende

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente