Histórico acuerdo en el fútbol de EE. UU. para una paridad salarial total entre hombres y mujeres

·4 min de lectura

Las asociaciones masculinas y femeninas consiguieron tener las mismas condiciones en tanto a premios como en salario y demás ámbitos laborales. Se trata de un texto pionero en el balompié mundial.

La batalla por la equidad salarial sentó este 18 de mayo un precedente de la mano del acuerdo alcanzado entre U. S. Soccer y las asociaciones masculinas y femeninas de fútbol de Estados Unidos (USWNTPA y USNSTPA por sus siglas en inglés). Descrito como “el primero de su tipo”, promete una equidad total en todas las remuneraciones y condiciones de trabajo para las selecciones absolutas masculinas y femeninas.

“Esto es verdaderamente un momento histórico. Estos acuerdos han cambiado este deporte para siempre aquí en Estados Unidos y tienen el potencial para cambiar el juego alrededor del mundo”, declaró Cindy Parlow Cone, presidenta de U. S. Soccer, la Federación de Fútbol de Estados Unidos, y también leyenda de este deporte en la Unión Americana.

Las dos asociaciones se unieron para negociar de manera conjunta sus acuerdos colectivos y llegaron a este histórico pacto con la federación, cuya vigencia se extiende hasta 2028.

Ahora, bajo los nuevos convenios, ambas selecciones estarán bajo las mismas condiciones económicas, incluyendo la misma compensación por todas las competiciones, entre ellas, el Mundial de Fútbol. Esto era un reclamo que las jugadoras venían exigiendo desde hace años y que plasmaron en una demanda de 2019. Ese año, el combinado femenino obtuvo un bono de 110.000 dólares por haber ganado el Mundial, mientras que el premio para los hombres se fijó en 407.000 dólares en caso de haberse proclamado campeones.

El sindicado femenino contempla que, bajo este texto, entre 2023 y 2028, una jugadora podría ganar anualmente 450.000 dólares si participa en todas las convocatorias, pero la cifra se podría duplicar según el resultado de los Mundiales. En 2018, esa compensación habría sido de 245.000 dólares.

Acuerdo de repartición de ingresos pioneros

U. S. Soccer se compromete incluso a que la suma de los premios de los Mundiales masculinos y femeninos de 2022, 2023, 2026 y 2027 será repartido de manera proporcional entre las dos selecciones.

Los pagos por la disputa de partidos internacionales en competiciones oficiales serán equitativos mientras que en los amistosos dependerá de las ganancias de cada encuentro.

Una porción de los derechos de transmisión y de las entradas para partidos bajo el control de U. S. Soccer también se entregará de manera equitativa.

Esta paridad se extiende para la jubilación, los seguros de salud, la bajas por paternidad y maternidad y las incapacidades médicas. También se pactaron mismas condiciones de entrenamiento, viajes y hospedaje para las selecciones de mayores.

“Mismo salario para el mismo trabajo”

Alex Morgan fue una de las futbolistas de la selección femenina de Estados Unidos que demandó a su federación alegando discriminación salarial en 2019. Fue esa reclamación la que abrió la puerta al acuerdo de este miércoles.

“Mismo salario para el mismo trabajo”, manifestó Morgan a través de Twitter. “Es un momento histórico para este equipo, estoy muy orgullosa de todo el trabajo que se ha hecho para conseguir que esto ocurra”, declaró.

Morgan fue uno de los rostros más visibles de aquella demanda junto con Megan Rapinoe, ganadora del Balón de Oro en 2019. Dicha petición se zanjó en febrero de este año cuando U. S. Soccer acordó compensar a las futbolistas con 24 millones de dólares por los partidos disputados entre 2015 y 2019, periodo en el que el combinado de mujeres ganó dos Mundiales, mientras que los hombres se quedaron por fuera de la Copa Mundo de 2018.

“Lo vimos como una oportunidad, como una oportunidad para ser líderes en este frente y pasarnos al lado de las mujeres”, manifestó Walker Zimmer, futbolista miembro de la asociación de jugadores.

Australia, el otro caso que ha conseguido logros de igualdad salarial

Fuera de Estados Unidos, en 2019 la Federación Australiana de Fútbol anunció un acuerdo para repartir de manera equitativa sus ingresos con las selecciones absolutas tanto masculinas como femeninas.

Dicho texto permite también que algunas futbolistas tengan la misma remuneración que sus pares de la selección varonil.

Este acuerdo, además, dio luz verde a que el cuadro femenino viajara también en primera clase, al igual que el equipo masculino.

Con AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente