Hipra prevé la aprobación de su vacuna contra la covid este otoño

·3 min de lectura
Trabajadoras de HIPRA en Amer, Girona, fotografiadas en diciembre de 2021. (Photo: Nacho Doce via REUTERS)
Trabajadoras de HIPRA en Amer, Girona, fotografiadas en diciembre de 2021. (Photo: Nacho Doce via REUTERS)

Trabajadoras de HIPRA en Amer, Girona, fotografiadas en diciembre de 2021. (Photo: Nacho Doce via REUTERS)

La vacuna de Hipra contra la covid, la primera 100% española, ya está más cerca de incorporarse al calendario vacunal. Su aprobación, con cierto retraso puesto que se esperaba para este mayo o junio, se espera para este otoño.

“Ojalá pudiera dar una fecha de autorización, pero cada día estamos más cerca”, ha señalado Elia Torroella, directora de I+D y Registros de Hipra, durante una rueda de prensa celebrada este martes para presentar los avances sobre este suero. “Estamos trabajando para dar a la Agencia Europea todos los datos que nos han pedido”, ha indicado.

“Es perfectamente adecuada para la necesidad que tenemos hoy y tendremos en otoño pero vamos probando distintos prototipos”, ha agregado. Según ha destacado, se tiene “la facilidad de adaptar esta vacuna en el caso de que sea necesario”. El ensayo en niños y adolescentes empezará a partir de otoño.

La de Hipra se trata de una vacuna bivalente con proteína recombinante —una proteína corresponde a la variante alfa y la otra, a la beta—. Cuenta con un adyuvante con uso bien establecido, que ya se utilizaba con las vacunas de la gripe, porque se marcaron el objetivo de no emplear sustancias nuevas en su composición.

“A pesar de que hay mucho debate sobre si es necesario adaptar las vacunas a las variantes que están circulando, cuando la hemos ido enfrentando a las variantes que han ido apareciendo nos ha demostrado que tiene un perfil muy amplio de protección”, ha recalcado como uno de sus puntos fuertes.

Cuando la hemos ido enfrentando a las variantes que han ido apareciendo nos ha demostrado que tiene un perfil muy amplio de protección

También ha señalado que es menos reactogénica que otras. Los efectos que se han observado en los ensayos clínicos han sido dolor en el punto del pinchazo, dolor de cabeza, cansancio o cierto malestar, molestias que remiten al cabo de 2 o 3 días.

La duración de la inmunidad es de, al menos, seis meses, y se está pendiente de los estudios para conocer su evolución a lo largo de más tiempo. Además, se conserva entre 2 y 8ºC, lo que facilita la logística, y se está trabajando en la presentación en monodosis, que podría llegar en 2023, algo que también sería positivo para los centros de vacunación.

Sin poder dar cifras, también han afirmado que será más barata que las vacunas de mRNA.

Booster heterólogo

Tanto Torroella como el resto de expertos que han intervenido en el acto han destacado el papel de esta vacuna como booster (o refuerzo) heterólogo. “La población, si nos fijamos en Europa, llevamos dosis de vacunas de mRNA (ARN mensajero). Ésta no se parece en nada: ni el ingrediente activo es igual y el adyuvante es completamente distinto”, ha explicado la directora de I+D.

Se trata de estimular el sistema con plataformas distintas. Es una forma de hacernos más fuertes

Con su administración se estimularía el sistema inmunitario de manera distinta a como lo hacen las de ARN mensajero y, así, se generaría una respuesta inmunitaria distinta.

“Se trata de estimular el sistema con plataformas distintas. Es una forma de hacernos más fuertes y estar más preparados frente a una eventual infección”, ha añadido.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente