Aquí el sueño de todo hipotecado es realidad: que el banco te pague por prestarte dinero

·4 min de lectura
En algunos países, los hipotecados en lugar de pagar intereses por el dinero que han pedido prestado, los reciben del banco. Una más que agradable sorpresa. Foto: Getty Images.
En algunos países, los hipotecados en lugar de pagar intereses por el dinero que han pedido prestado, los reciben del banco. Una más que agradable sorpresa. Foto: Getty Images.

En medio del azote de la pandemia de Covid 19, en Europa millones de propietarios han recibido un beneficio inesperado: los bancos que respaldan sus hipotecas les depositan dinero, a causa de los intereses negativos.

En 2014, el Banco Central Europeo (BCE) recortó las tasas de interés por debajo de cero en medio de una crisis de deuda soberana. Las tasas negativas ayudaron a todos -desde gobiernos hasta pequeñas empresas- a obtener préstamos baratos. Esta situación estaba a punto de revertirse cuando el mundo fue golpeado por la pandemia. Y entonces el BCE dio un paso más allá, permitiendo a los bancos pagar dinero a los prestatarios.

Es el caso de Paula Cristina Santos en Portugal. De acuerdo con el diario The Wall Street Journal, Santos tiene una hipoteca de ensueño. Su tasa de interés fluctúa, pero ahora está alrededor de - 0.25%. Entonces, todos los meses, su prestamista, el Banco BPI, deposita en su cuenta los intereses de los 320.000 euros de hipoteca, equivalentes a aproximadamente $ 380.000 dólares, que obtuvo en 2008. En marzo, recibió alrededor de $45 dólares.

A medida que la crisis económica en Europa se prolonga, las tasas negativas se mantienen y están descendiendo más. Como resultado, más prestatarios en Portugal y Dinamarca, donde las tasas de interés se volvieron negativas en 2012, se encuentran en la inusual posición de recibir intereses sobre sus préstamos.

“Cuando tomé la hipoteca, nunca imaginé este escenario, ni tampoco el banco”, dijo Santos, consultora empresarial de 44 años, al WSJ.

Un duro golpe apara las entidades financieras

El banco de Santos, BPI, dijo que hasta ahora ha pagado 1 millón de euros en intereses sobre contratos hipotecarios a un número no revelado de clientes.

Muchos prestatarios europeos tienen hipotecas de tipo variable vinculadas a tipos de interés. Como la mayoría en Portugal, el de Santos está vinculado al Euribor (es un tipo de referencia diario, publicado por el European Money Markets Institute), que se basa en cuánto cuesta a los bancos europeos endeudarse unos contra otros. Ella paga un 0,29% fijo encima de la tasa de Euribor a tres meses. Cuando sacó la hipoteca en 2008, el Euribor se acercaba al 5%. Ahora está cerca de un mínimo histórico, a - 0,54%.

La estatal portuguesa Caixa Geral de Depósitos dijo que alrededor del 12% de sus contratos de hipoteca actualmente tienen tasas negativas. Portugal aprobó una ley en 2018 para que los bancos reflejen tasas negativas.

También te puede interesar:

Antiguo edificio del BCE con el símbolo del euro en Frankfurt, Alemania/Getty
Antiguo edificio del BCE con el símbolo del euro en Frankfurt, Alemania/Getty

Ya parece normal en Dinamarca

La situación es similar en Dinamarca. Claus Johansen, de 41 años, quien trabaja en el departamento de hipotecas de Nykredit, en 2016 adquirió una hipoteca de tasa ajustable a cinco años por 1,2 millones de coronas danesas (unos 190,000 dólares), para comprar una casa al norte de Copenhague. Su interés para los primeros cinco años se fijó en 0,06%. En enero de este año, la tasa fue revisada a - 0,26%, que se resta de una tarifa administrativa del 0,6% que él tiene que pagar al banco.

"Es extraño, pero las tasas negativas han existido durante tantos años, que simplemente nos acostumbramos", comentó.

Otra cara del asunto es que los bancos en Dinamarca y otros lugares han comenzado a cobrar a los clientes por sus depósitos, alegando que ya no pueden absorber las tasas negativas que les cobra su banco central. Por eso Johansen mantiene el saldo de su cuenta por debajo del umbral en el que su banco comenzaría a cobrarle.

En España no hay tasas negativas por ley

La situación es diferente en España, pese a que la mayoría de las hipotecas también están vinculadas al Euribor. Allí, en cambio, se aprobó una ley que evita que las tasas desciendan por debajo de cero.

“En el caso de que la caída de las tasas de interés supere el diferencial hipotecario, el cliente no pagaría intereses, pero en ningún caso [el banco] pagaría a favor del prestatario”, dijo un portavoz del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA, uno de los mayores de España prestamistas.

No hay cifras oficiales disponibles sobre cuántas hipotecas tienen actualmente un tipo de interés cero en España. Los bancos se han negado a revelarlas.

El lado negativo: no te dan nada por tus ahorros

Desde luego, las bajas tasas de interés tienen otro efecto negativo: no permiten que crezcan los ahorros. En Portugal, Santos dijo que la situación en general no es mejor porque BPI ha reducido drásticamente el interés que le ofrecía cuenta de depósito empresarial en los últimos años, a cerca de cero, desde alrededor del 3% que recibía antes de la crisis.

Sus planes para comprar una casa nueva están en suspenso porque BPI ahora está cobrando un diferencial mucho más alto en hipotecas, para no volver a caer en la trampa de las tasas negativas.

“Queríamos mudarnos fuera del centro de la ciudad, pero es difícil dejar una hipoteca tan buena”, señaló.

VIDEO | Errores más comunes al comprar una casa: nunca hagas esto

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente