Esta hincha de 100 años es capaz de movilizar un estadio entero con su pasión

El fútbol es el deporte de masas por excelencia, capaz de despertar grandes pasiones entre los aficionados. Es un hobby que no entiende de sexos, países o edades, y lleva a los hinchas más fervorosos a desgañitarse animando a su equipo y a olvidarse por 90 minutos de su vida fuera del campo. Y buena prueba de ello es esta mujer brasileña, que a sus 100 años se ha convertido en la seguidora más conocida y toda una institución en su equipo, y es capaz de hacer vibrar al estadio como lo hacen los futbolistas.

Ana Cândida es la reina del campo del Atletico Mineiro, el mayor equipo de Belo Horizonte, en la provincia de Minas Gerais. Desde que se hizo viral un vídeo suyo animando al Atletico en la Copa Libertadores en 2013, se ha convertido en un símbolo de la escuadra, y ya son habituales las imágenes del resto de los miles de aficionados coreándola en el transcurso de los partidos.

En Instagram también es una estrella, con su perfil @oficialvodegalo cerca de los 100.000 seguidores. La anciana es conocida así, “Vovó do Galo”, la abuela del gallo en castellano, ya que la mascota del equipo blanquinegro es un gallo. En su Instagram oficial, que lleva uno de sus nietos, se puede comprobar la pasión con la que vive los partidos del Atletico Mineiro, y otras estampas que dan prueba de la vitalidad que mantiene a los 100 años.

El tirón de la aficionada centenaria le ha hecho incluso lanzar su propia marca de cerveza, que se ha vuelto muy popular entre los hinchas del Atletico.

Ana Cândida nació en un pueblo del estado de Minas Gerais, y se mudó a Belo Horizonte con su marido João en la década de 1940. Fue en aquel momento cuando comenzó a seguir a su equipo escuchando los partidos en la radio, como hacía su marido, quien le inculcó el amor por los colores del Mineiro.

Ahora, casi un siglo después, el fútbol es una de las motivaciones de su vida, y avisa de que seguirá acudiendo al estadio. En numerosas entrevistas ha afirmado que es su terapia, y los médicos le han dado el visto bueno.