"Cuando mi hijo murió hice una fiesta, no un entierro al uso"

Redacción ElHuffPost

Mayte García, mujer del exfutbolista Santiago Cañizares, ha hablado en la revista Lecturas sobre la muerte de su hijo Santi en marzo de 2018 a los cinco años víctima de un cáncer.

García ha presentado en Barcelona un proyecto para luchar contra esa enfermedad en un acto al que también ha acudido el propio Cañizares.

“Mi hijo falleció en mis brazos, pero desde el minuto uno que se fue yo salí de la habitación del hospital sonriendo, flotando. Después de toda la rabia contenida, salió de mí decir: ’No vas a ser una madre depresiva, vas a ser un ejemplo”, asegura García a la revista Lecturas.

Además, subraya que ahora su responsabilidad son sus hijas y que quería que sacasen una lectura positiva de la muerte del niño. En este sentido, explica que antes de que muriese llamó a una soprano para que cantara cinco canciones que a él le gustaban. 

“Y cuando murió, no hice un tanatorio. Como durante los últimos meses de enfermedad él solo quería ir vestido de futbolista, lo incineramos vestido de la selección española e hice una oda por él, una fiesta, no hice un entierro al uso”, explica.

Garcia subraya que saca las fuerzas de los propios niños enfermos, que le regalan sonrisas y le hacen avergonzarse de quejarse cosas como el tráfico o el calor. “Todo el mundo debería pasar por una planta de oncología infantil media hora para bajar a la tierra y dejarse de chorradas”, apunta.

Además, admite que su marido no hubiera sido capaz de sobrellevar la muerte de su hijo si ella estuviera con una depresión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Sigue leyendo en El HuffPost