Las Hijas de Elks donan suministros a hondureños afectados por los huracanes

Agencia EFE
·2 min de lectura

Miami, 7 ene (EFE).- La organización caritativa Hijas de Elks anunció este jueves en compañía del alcalde de Miami, Francis Suárez, donaciones en insumos para los afectados en Honduras durante la extremadamente activa temporada de huracanes de 2020.

En una rueda de prensa, el alcalde Suárez lamentó que por los menos "dos millones de personas en Honduras quedaron sin hogar" debido a los ciclones, que el año pasado se ensañaron con Centroamérica.

Suárez destacó que las Hijas de Elks, cuyo capítulo en Miami fue fundado en 1911, decidió enviar las donaciones a los hondureños pese a que no tienen ningún lazo con Centroamérica.

La hondureña Brenda Betancourt, presidenta de la Cámara de Comercio de la Calle 8, explicó que se han enviado cinco contenedores con comida, medicinas y otros insumos a Honduras y que antes de finalizar el mes se enviará el último con lo que logren recaudar.

Betancourt, que coordinó la ayuda con el alcalde Suárez y esta organización caritativa, dijo que las donaciones se están recolectando en cinco estaciones de bomberos de la ciudad.

Linda Ward Stuart, miembro de las Hijas de Elks, dijo a Efe que era una gran idea involucrarse con el pueblo de Honduras en el que será el primer envío caritativo de la organización este año.

La destructora temporada de huracanes en el Atlántico, que concluyó en noviembre pasado, se cebó con Centroamérica y en general con los países en el Golfo de México.

En 2020 se formaron seis huracanes mayores, es decir de categoría 3 (vientos sostenidos de 111 millas por hora o 178 km/h) o más.

Dos de ellos, Iota y Eta, afectaron Honduras y otros países de Centroamérica, una región muy vulnerable a los desastres naturales y que aún lidia con los efectos de la covid-19.

Se calcula que sólo en Honduras más de 3,5 millones de personas resultaron afectadas por los dos huracanes, que dejaron 45 puentes destruidos y 55 dañados.

La temporada de 2020 rompió récords al sumar 30 ciclones con denominación, apelar por segunda vez al alfabeto griego, tras agotar la lista de 21 nombres programados, y dejar muertos y cuantiosos daños materiales en un ya aciago 2020 afectado por la pandemia de la covid-19.

(c) Agencia EFE