La hija de Ernest Lluch, asesinado por ETA, le manda un tuit a Mertxe Aizpurua (Bildu)

·2 min de lectura

La portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, ha querido mandar un mensaje a las víctimas de ETA durante su turno de palabra en el debate sobre el Estado la Nación.

Después de ser objeto de multitud de críticas por parte de los partidos de derecha por la nueva Ley de Memoria Democrática, Aizpurua ha trasladado en nombre de su formación política su “compromiso sincero con el reconocimiento y reparación de todas las víctimas, absolutamente de todas, y no olvidamos a ninguna de ellas”.

Unas palabras que llegan después de que todos los diputados de la izquierda abertzale se pusiesen de pie para guardar un minuto de silencio en memoria de Miguel Ángel Blanco cuando se cumplen 25 años de su asesinato por parte de la banda terrorista ETA.

“Sentimos su dolor [el de las víctimas] y desde ese sentimiento sincero afirmamos que el mismo nunca debió haberse producido. Que a nadie puede satisfacer que todo aquello sucediera ni se hubiera prolongado en el tiempo”, ha afirmado Aizpurua.

Ha señalado también la diputada que “desgraciadamente, el pasado no tiene remedio” y que “nada de lo que digamos puede deshacer el daño causado, pero estamos convencidos de que es posible, al menos, aliviarlo desde el respeto, la consideración y la memoria de todas las víctimas”: “Queremos decirles de corazón que sentimos enormemente el sufrimiento causado”.

A estas palabras ha respondido en Twitter Rosa Lluch, hija del diputado del PSC Ernest Lluch, asesinado por ETA en el año 2000, cuando tenia tan solo 63 años.

“Gràcies. Gracias. Un agradecimiento sincero y personal. Solo puedo hablar en singular, pero eskerrik asko, @MertxeAizpurua”, ha escrito en Twitter Rosa Lluch, profesora de Historia Medieval en la Universidad de Barcelona y política de En Comú Podem. 

“Gràcies a tu, Rosa, por la valentía y generosidad que has mostrado siempre para avanzar en la convivencia y la paz. Eskerrik asko bihotzez!”, ha dicho Aizpurua en respuesta a la hija de Ernest Lluch.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente