"Hicimos todo lo que pudimos, papá": muere porque Hospital General de México ya estaba saturado

Rodrigo Neria Cano
·3 min de lectura
Foto: Marco Ugarte / AP
Foto: Marco Ugarte / AP

Mientras que las autoridades de la Ciudad de México se niegan a establecer el semáforo rojo en la entidad, los casos de COVID-19 siguen aumentando y los hospitales se están saturando. Las consecuencias son desgarradoras, ya que gente muere esperando a ser atendida.

Así lo mostró el periodista Ciro Gómez Leyva en un video que difundió, donde se ve el momento en el que un paramédico llegan al Hospital General de México Eduardo Liceaga con un paciente infectado de SARS-COV-2 y muere en medio de la discusión para que sea recibido.

Gómez Leyva informó que se trataba de un señor de 62 años que estaba internado en un nosocomio privado y que, por medio de Locatel, sus familiares se enteraron que había camas disponibles en el Hospital General de México, así que decidieron llevarlo a ahí.

Pero al llegar, la realidad era otra. En el video se pude escuchar al paramédico discutiendo con los médicos, "Si al paciente se le lleva a otro hospital se va a morir dentro de la ambulancia. Esta es una institución, es un hospital".

La respuesta del personal médico fue que ya estaban llenos, "No tenemos la capacidad ahorita para atenderlo". El paramédico continúa insistiendo, "Yo lo estoy bajando por la prioridad del paciente, vea como está. Lo llevo a otro hospital y el paciente ya se me murió". En el clip se puede ver al personal viendo al enfermo que está encapsulado en una camilla.

Pero la respuesta sigue siendo negativa, "No tenemos camas, no tenemos donde subirlo. Les pido que se retiren, por favor". Sin embargo, el paramédico insiste, "Usted está viendo que todo paciente que está grave su obligación es atenderlo, mas no negarle la atención médica". Ante ello los empleados del hospital reviran diciendo que no le están negando la atención, pero que no tienen camas.

"No contamos con el servicio para poderlos atender, si traen un ventilador, sin problema. Estamos saturados", responde una de las mujeres del nosocomio.

Entre la discusión, alguien menciona, "Ya no hay nada que hacer", y otra persona pregunta, "¿ya falleció?". Luego se escuchan los lamentos de quienes parecen ser los hijos del enfermo, "Tú descansa, papi, no te preocupes por nosotros, vamos a estar bien". "Hicimos todo lo que pudimos pa, te lo juro", comenta otro entre sollozos.

Hace unos días, el 14 de diciembre, el médico cirujano Juan Antonio Domínguez Zambrano, quien labora en el Hospital General de México Eduardo Liceaga, publicó un video en Twitter donde informó que ellos estaban en semáforo rojo.

"El Hospital General de México es un hospital con semáforo rojo. ¿Qué significa esto? Que el número de internamientos nos está rebasando, ya tenemos unidades completamente llenas, y estamos volviendo a las características que teníamos en mayo pasado", explicó el doctor.

Juan Antonio pidió a las personas que se cuidaran, sobre todo en esta temporada decembrina, y advirtió que aún es muy lejana la posibilidad de la vacuna, por lo que hay muchos contagios, "Nadie está exento. El número de fallecimientos es cada vez mayor. Hay que cuidarnos para que esto no se convierta en lo que sucedió hace unos cuantos meses".

También debes ver:

El final feliz de un perrito callejero hallado dormido en el pesebre de un Nacimiento

A TV Azteca no le importa la pandemia y la cena con sus estrellas lo demuestra

La indignante denuncia de un padre al que obligan a trabajar en su día de descanso

Héroe sin capa: Taxista regala viajes a médicos por ser guerreros contra el COVID-19