Los hermanos Torres enseñan a "huir de dietas" y comer sano en 28 días

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 6 abr (EFE).- Huir de las "dietas grises y aburridas" y de sus recuentos de calorías y gramos para abrazar una alimentación sana, sabrosa y económica es lo que proponen los gemelos Javier y Sergio Torres, con dos estrellas Michelin en Barcelona, en su libro "Come bien, no hagas dieta", donde comparten menús que ellos comen en casa.

Este miércoles se celebra el Día Mundial de la Salud y la alimentación juega un papel fundamental para protegerla porque "es nuestra gasolina", dice en una entrevista con Efe Javier Torres, quien regenta junto con su hermano el biestrellado Cocina Hermanos Torres en Barcelona y con él y la editorial Plaza & Janés lanza también su décimo libro, "el más sólido" tras dos años de trabajo.

Ambos comprobaron que las librerías están pobladas de volúmenes sobre dietas "grises, aburridas, sin atractivo", lo que les animó a compartir, con el asesoramiento de la nutricionista Montse Folch, sus menús caseros y su visión de "lo que es comer sano, bien, variado, con producto de mercado y de estación".

"Nos hemos comido mucho el coco para que sea útil para la gente que no tiene mucho tiempo, y son menús muy económicos", apostilla.

El resultado es un plan global de cuatro semanas basado en la dieta mediterránea, con propuestas de menús completos que van del desayuno a la cena, listas de la compra semanales y consejos para preparar de una sola vez, y en un par de horas, el menú para los días siguientes.

El objetivo es que, en ese periodo, el lector haya conseguido aprender qué alimentos escoger en cada temporada, cuáles puede o no combinar y cómo prepararlos para "comer bien y sentirse mejor", además de alejarse de problemas de sobrepeso, diabetes y cardiopatías, explica Torres, quien anima a apostar por "productos vivos, que se pudran, frente a los de abrir y listo".

Reconoce en el libro que "alimentarse mal es muy fácil, demasiado fácil" en una sociedad bombardeada publicitariamente por los ultraprocesados, que además suelen ocupar las posiciones más llamativas en los lineales de los supermercados. Sus grasas y azúcares "proporcionan placer", pero también "la necesidad de consumir más", creando "un desequilibrio nutricional".

Por ello los Torres invitan a tomar las riendas de la alimentación con "diez mandamientos", a los que se añade la recomendación de hacer ejercicio a diario, al menos paseos de media hora.

Estos gemelos, que combinan esa alimentación sana y variada con el ciclismo, aseguran sentirse "súper bien" sin privarse "de nada" -"no a la bollería, sí a un buen chocolate", recalca Javier-, lo que les permite mantener el exigente ritmo de trabajo de un restaurante como Cocina Hermanos Torres.

Sabedores de que, especialmente en esta pandemia "la gente está más mentalizada con comer mejor y hay mayor conciencia de que hay que cuidarse", con "Come bien, no hagas dietas" proponen facilitar esta labor con consejos nutricionales, de compra de alimentos y recetas "sencillas y sabrosas".

Espaguetis con pesto de pistacho, crema de puerros con pera, bonito con fritada, tortilla de patatas asadas, salteado de sepia, ensalada de lentejas, fideos a la cazuela, huevos al horno o mero a la sal son algunas de sus propuestas, que han testado con su sobrina Carolina para demostrar que "alguien que no tenía ni idea de freír un huevo ha hecho algunos menús y está feliz y motivada porque le salen bien, aún con poco tiempo para cocinar".

"Este libro facilita mucho la vida porque nosotros te organizamos la compra y los menús. En 28 días puedes cambiar viejas costumbres establecidas y, a partir de ahí, ir combinando platos para crear nuevos menús", destaca.

Los gemelos mantienen abierto Cocina Hermanos Torres siempre que se lo permiten las restricciones impuestas por la pandemia y admite Javier que "la respuesta por parte del público ha sido espectacular", tanto que "el ticket medio por persona ha subido muchísimo" porque "hay muchas ganas de disfrutar".

"Todos estamos un poco más sensibles, hay mucho más cariño, más cercanía. Nosotros intentamos que el comensal se olvide de todo esto mientras está en el restaurante, igual que hacemos Sergio y yo. Hay que tirar para adelante", afirma.

Pilar Salas

(c) Agencia EFE