¿Están "hechas" las medidas o no? A Feijóo le toca mojarse

·3 min de lectura
El dirigente popular, Alberto Núñez Feijóo, durante el debate que mantuvo en el Senado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
El dirigente popular, Alberto Núñez Feijóo, durante el debate que mantuvo en el Senado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El dirigente popular, Alberto Núñez Feijóo, durante el debate que mantuvo en el Senado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Seis días después, todo apunta a que el Gobierno podrá conocer las propuestas de ahorro energético que Alberto Núñez Feijóo anunció durante el debate que mantuvo en el Senado con el líder del Ejecutivo, Pedro Sánchez, el martes pasado. Tras una semana de idas y venidas, en la que solo se conoce del documento lo que el popular dejó ver durante el debate, la portada, fuentes populares han confirmado a El HuffPost que, previsiblemente, a lo largo de este lunes el documento llegará a La Moncloa.

Las dudas no han dejado de crecer alrededor del supuesto documento ¿A qué espera el PP para hacerlo público si anunció que ya lo tenían “hecho” como afirmó Feijóo? En vista de la tardanza, el Gobierno ha salido al ataque y ha acusado al PP de que lo que enseñó en el Senado fue solo un taco de folios con un clip. Y es que poco más se sabe.

Este miércoles será la primera sesión de control al Gobierno del curso político en el Congreso de los Diputados, llegar sin el documento a esa cita sería como presentarse en el hemiciclo con una gran diana que atraería todos los ataques. El efecto Feijóo se juega su credibilidad entre demoras y ambigüedades.

Y es que lo que se conoce hasta ahora sobre las propuestas populares de ese documento es el despiece que hizo de viva voz el gallego desde la tribuna de la Cámara Alta: “Un documento con ocho bloques temáticos y 59 apartados y multitud de propuestas que aquí se concretan”. En realidad, muchos bloques, muchos apartados, muchas propuestas y poca concreción.

Se especula, según se desprendió de las palabras de Feijóo en el Senado, que será una apuesta por la energía nuclear, las renovables y los combustibles fósiles, es decir, de la energía en general. También que busca “premiar” a los ahorradores y ahuyentar las “imposiciones”, como tildan desde el partido las medidas de ahorro.

Las cargas contra el Gobierno a este respecto han sido constantes y frontales. La defensa gubernamental mantiene que las medidas ya funcionan, de hecho, llegaron a reducir la demanda eléctrica hasta un 9,5% en las primeras dos semanas de implementación, por encima del objetivo del 7% fijado en la excepción ibérica al ahorro promulgado por Bruselas. El pasado 25 de agosto el plan fue aprobado en el Congreso. El PP votó en contra.

Sin embargo, más allá de las vaguedades y las quejas, el propio Feijóo se ha proclamado como el artífice de algunas de las medidas ya aprobadas y otras anunciadas por Sánchez, como la bajada del IVA de la electricidad, del gas o aplicar la excepción ibérica a las empresas de cogeneración.

El Gobierno, personificado en Pedro Sánchez durante sus réplicas al popular en el Senado, desmintió las acusaciones de que no habían atendido las peticiones de los de Feijóo, y contraatacó afirmando que el líder de la oposición no acaba de “ser consciente” de la crisis que se vive en Europa con respecto a la energía. En definitiva, si no atendían sus demandas, era porque estas no tenían fundamento.

Ruido. Empieza el curso político y todo indica a que los rugidos volverán al Congreso de los Diputados y que la crispación y los desencuentros seguirán siendo la tónica general. La sociedad sigue a la espera de la concreción. Este lunes, en algún momento, quizás, pueda conocerse lo que Feijóo tiene pensado para España.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Más información