Harvey Weinstein se incorpora al culebrón del 'Príncipe Andrés'

Marina Prats
Harvey Weinsten y el príncipe Andrés.

El príncipe Andrés de Inglaterra salta de un escándalo a otro. Esta vez por un episodio ocurrido hace 13 años. Fue en la fiesta del 18º cumpleaños de su hija mayor, Beatriz de York. La tarde-noche del 15 de julio de 2006 él y su familia convocaron a más de 350 invitados, entre los que estaban el magnate Jeffrey Epstein, del que ya conocemos todos el vínculo con el hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, y también el productor Harvey Weinstein, última incorporación al culebrón Príncipe Andrés. Los dos ya estaban en ese momento siendo investigados por acoso sexual a varias jóvenes.  

La fiesta en el Castillo de Windsor, en la que se bebieron más de 400 botellas de champán, se comieron 4.000 canapés, actuó la Orquesta Filarmónica Real y hubo un espectáculo de la compañía circense Rum Ba Ba, ocupó entonces decenas de titulares, y lo vuelve hacer ahora. La razón esta vez es una controvertida fotografía publicada este domingo en el periódico The Sun, que destapa el vínculo de Weinstein y la familia real británica. 

En ella aparece el productor de cine, que desde octubre de 2017 acumula cientos de denuncias por acoso y abuso sexual, junto a Epstein y a Ghislaine Maxwell, amiga íntima del financiero que está en paradero desconocido y a la que busca el FBI por sus implicaciones en la explotación sexual de menores por parte de Epstein. La que no asistió al evento fue Isabel II.

Las amistades peligrosas del príncipe Andrés han vuelto a jugarle una mala pasada y esta vez el escándalo ha salpicado a su hija. Después de que las fotos viesen la luz, Beatriz de York se ha visto obligada a cancelar la fiesta de compromiso previa a su boda —prevista para 2020– y que iba a tener lugar el miércoles 18 de diciembre. 

En realidad la exclusiva...

Sigue leyendo en El HuffPost