La industria cárnica se rebela: no quieren que se le llame hamburguesa a algo sin carne

·2 min de lectura
Vía buscalesunnombre.com
Vía buscalesunnombre.com

El lobby de la industria cárnica está nervioso: los productos vegetales cada vez ocupan más espacio en los supermercados y las empresas que fabrican este tipo de alternativas no paran de aumentar sus ventas.

Ante esta situación, Provacuno ha lanzado una campaña que pretende ser humorística reivindicando que a las “hamburguesas vegetales” no se les llame hamburguesas.

En octubre del año pasado la Eurocámara rechazó la llamada “enmienda 165”, una propuesta que pretendía que se prohibieran denominaciones como “hamburguesa”, “filete”, “salchicha” o “escalope” para productos vegetales alternativos a los cárnicos.

La decisión del Parlamento Europeo no ha sentado bien al sector de la carne y ahora la organización interprofesional de la carne de vacuno ha contraatacado con una campaña en la que rechazan el uso del término “hamburguesa” a los productos que no contengan carne de animal.

Según ellos, existen dos tipos de hamburguesa, las hechas con carne y las nacidas en la ciudad de Hamburgo: cualquier otra cosa debe llamarse de otra manera porque genera confusión. Por eso, dicen, es necesario encontrar un nombre para lo que ellos denominan “ultraprocesados vegetales con forma de tortita”.

Para ello han creado una página web en la que animan a los “fans del vacuno” a enviar sus ideas. Un jurado compuesto por un cómico, un chef y una actriz elegirá un nombre entre todos los propuestos y, según afirman, se lo harán llegar al Parlamento Europeo.

Vía buscalesunnombre.com
Vía buscalesunnombre.com

A pesar de frases como “todo el mundo tiene derecho a un nombre, pero hamburguesa ya está pillado” y “hemos decidido echarles una mano a encontrar el suyo”, la campaña no logra esconder los sentimientos escocidos del sector (no hay más que ver algunas de las propuestas publicadas, como “nochicha”, “sadburger” o la surrealista “rojoburger”) y junto con los vídeos han lanzado una serie de gráficas mordaces en las que llaman a las vegetales “fake burger” e insinúan que saben a cartón.

Es bastante improbable que el Parlamento Europeo preste atención alguna a la propuesta que salga de esta campaña, cuando acaban de zanjar la cuestión, y sus creadores lo saben. El objetivo no es más que reavivar la polémica y reivindicar el valor de la carne de vacuno española en un contexto en el que cada vez más consumidores están optando por reducir la cantidad de carne que ponen en sus platos.

Vía buscalesunnombre.com
Vía buscalesunnombre.com

También te puede interesar:

VIDEO | Ejecuta un saque tan extraño como único en el mundo del tenis