Hamas dice que la mayoría de los palestinos muertos en Gaza eran de su movimiento

Por Adel ZAANOUN
1 / 2
Palestinos manifiestan en Gaza contra la inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén, el 14 de mayo de 2018

Un alto responsable de Hamas afirmó el miércoles que la mayoría de los 59 palestinos muertos esta semana en choques con el ejército israelí en la franja de Gaza pertenecían al movimiento islamista que dirige el enclave, una afirmación que Israel retomó para cuestionar el carácter pacífico de las manifestaciones.

Salah Bardawil, un importante dirigente de Hamas, "desveló la verdad", dijo en Twitter Ofir Gendelman, un portavoz del gobierno israelí. "No era una manifestación pacífica, era una operación de Hamas", que controla Gaza, agregó.

Otro responsable del movimiento islamista que controla la Franja de Gaza, Bassem Naim, declinó confirmar o desmentir las cifras, y se limitó a indicar que las protestas en la frontera eran parte de "un gran movimiento con mucho apoyo popular".

Los miembros de Hamas que murieron en los incidentes estaban "participando pacíficamente" en las manifestaciones, aseguró.

El ejército israelí acusó por su parte a Hamas, un grupo que considera como "terrorista", de haber aprovechado el movimiento para mezclar entre la multitud a hombres armados o para colocar artefactos explosivos a lo largo de la frontera.

"La situación en Gaza tiene muy poco que ver con la transferencia de la embajada estadounidense a Jerusalén" el lunes, comentó el presidente del parlamento israelí, Yuli Yoel Edelstein, durante un viaje a París.

"Es una acción muy bien planificada de Hamas, que utiliza poblaciones, incluyendo a mujeres, niños y adolescentes, como escudos humanos", agregó.

Miles de palestinos iniciaron el 30 de marzo en la franja de Gaza un movimiento de más de seis semanas contra el bloqueo israelí y por el derecho de los palestinos a regresar a sus tierras de donde huyeron tras la guerra que estalló al crearse Israel en 1948.

Según el ejército israelí, el uso de fuego real en la frontera fue necesario para impedir la infiltración masiva en su territorio, y las palabras de Bardawil confirmarían esa actitud.

El resultado fue la jornada es la más mortífera en el conflicto palestino-israelí desde la guerra de Gaza de 2014.

Hamas, que mantuvo tres guerras contra Israel desde 2008, apoyaba la movilización asegurando que era una iniciativa civil y pacífica.

La tensión permanece alta en la zona, y este miércoles tanques israelíes dispararon contra tres posiciones de Hamas, en respuesta a disparos provenientes de las mismas, según un comunicado del Tsahal (ejército israelí).

No hubo heridos del lado israelí.

En un incidente separado, una casa israelí en la ciudad de Sderot recibió impactos de ametralladora desde el lado palestino, según la policía.

Guatemala también inauguró el miércoles en Jerusalén su nueva embajada en Israel, provocando la furia de la dirección palestina que acusó al gobierno guatemalteco de ponerse de lado de los "crímenes de guerra israelíes".

- Preocupación internacional -

Los actos de violencia en Gaza el lunes siguieron causando preocupación y furia en el extranjero.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau pidió una "investigación independiente" sobre los incidentes del lunes.

"El presunto uso de una fuerza excesiva de municiones reales es inexcusable", afirmó en un comunicado.

El papa Francisco de dijo "muy preocupado por la escalada de las tensiones en Tierra Santa" y el presidente ruso Vladimir Putin a pidió "renunciar a la violencia".

Los ministros árabes de Relaciones exteriores se reunirán el jueves en El Cairo para abordar el tema de "la agresión israelí contra el pueblo palestino".

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan criticó el miércoles el "silencio" internacional ante la matanza israelí de palestinos.

"Si el silencio en torno a la tiranía israelí continúa, el mundo se hundirá rápidamente en el caos donde el bandidismo predominará" añadió Erdogan.

Como consecuencia de estas tensiones, el embajador de Israel en Turquía volvió a su país el jueves, a pedido de las autoridades de Ankara. Eitan Naeh tomó un avión hacia Tel Aviv en el aeropuerto de Estambul donde fue filmado por los medios turcos.

El ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, rechazó la "declaración blasfema" de que los muertos en Gaza eran todos militantes.

"Yo no puedo concordar con el hecho de que docenas de civiles pacíficos, incluyendo niños y pequeños, que murieron en estos incidentes eran terroristas", dijo.

A la espera, el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi llamó a Israel y a los palestinos a abstenerse de cualquier acto que pueda generar más muertos.