Hamás insta a las milicias de Gaza a tener listos los cohetes contra Israel

Agencia EFE
·2 min de lectura

Gaza, 25 abr (EFE).- El movimiento islamista Hamás, que controla Gaza, instó hoy a las milicias del enclave a que "mantengan sus dedos en el gatillo" y sus proyectiles a punto, tras dos noches seguidas de disparos de cohetes desde la franja hacia Israel y varios días de escalada de violencia en la región.

"Hacemos un llamado a nuestra valiente resistencia en Gaza para que mantenga sus dedos en el gatillo" y sus cohetes "preparados para atacar las fortalezas e instalaciones militares y vitales del enemigo (Israel)", declaró Hamás en un comunicado en el que reiteró su apoyo a los palestinos que se manifiestan en Jerusalén, epicentro de las protestas y del repunte de violencia de los últimos días.

También les instó a seguir "movilizándose", y aseguró que demuestren "una vez más que Jerusalén es el corazón de Palestina".

Grupos de palestinos, sobre todo jóvenes, se enfrentan a fuerzas de seguridad israelíes desde 13 de abril en contra de la normativa de la Policía, que veta aglomeraciones durante el mes sagrado de Ramadán en la Puerta de Damasco, principal acceso a la Ciudad Vieja, situada en Jerusalén Este, ocupado y anexionado por Israel.

Los choques con la Policía se agravaron el pasado jueves, cuando se registraron los enfrentamientos más violentos en mucho tiempo, con más de un centenar de heridos y una cincuentena de detenidos.

Las protestas se extendieron este viernes y sábado por otros barrios de la parte oriental de la Ciudad Santa y en distintos puntos de Gaza y la Cisjordania ocupada.

Durante los dos últimos días, milicianos palestinos también lanzaron una cuarentena de cohetes hacia comunidades israelíes colindantes con el enclave, en lo que es la cifra más alta de disparos desde hace más de un año.

Hamás no reivindicó la autoría de los lanzamientos --atribuidos a dos milicias armadas más pequeñas que quisieron mostrar su respaldo los palestinos de Jerusalén--, pero tampoco los impidió, según medios.

Israel responsabiliza a Hamás de toda agresión procedente de la franja, y suele responder con ataques contra sus posiciones militares. Sin embargo, tras los cohetes lanzados la noche del sábado, esta vez no atacó en represalia, al parecer para evitar que la tensión escale en mayor grado.

Según el diario local Haaretz, oficiales de Defensa e inteligencia israelíes temen que la situación se deteriore aún más y derive en un estallido de violencia de mayor envergadura en toda la región.

Los incidentes registrados hasta el momento no han causado muertes o heridos graves, pero la concurrencia de las protestas, el nivel de violencia de los enfrentamientos y el número de cohetes disparados desde Gaza han puesto en jaque la tensa calma que vivía la zona.

(c) Agencia EFE