Hallan séptimo cuerpo tras un alud de tierra en Noruega

·2 min de lectura
Una casa en equilibrio en Ask, en la región de Gjerdrum (Noruega), después de un deslizamiento de tierra el 1 de enero de 2021

Los socorristas encontraron un séptimo cuerpo entre los escombros cuatro días después de una avalancha de tierra en Noruega, indicó este domingo la policía, que todavía busca a otras tres personas desaparecidas.

El 30 de diciembre la tierra se hundió en Ask, en el municipio de Gjerdrum, a 25 km al noreste de Oslo, arrastrando una docena de casas y otras 31 viviendas. Más de un millar de personas fueron evacuadas.

La tierra que se desprendió es un tipo de arcilla específica de Noruega y Suecia que puede licuarse y colapsar rápidamente, pero la probabilidad de que se produzca un desprendimiento de tierra similar en la zona sigue siendo baja, según la dirección de agua y energía de Noruega (NVE).

Algunas casas se movieron hasta 400 metros.

En la ladera de una colina se puede ver un enorme agujero con los escombros de las casas.

"La esperanza de hallar sobrevivientes en la zona del deslizamiento persiste. Se trata de una operación de rescate hasta que se de otra orden", declaró un responsable de la policía, Bjørn Christian Willersrud, en conferencia de prensa.

Otro cuerpo sin vida se encontró cerca de los otros seis, precisó, sin ofrecer datos de su identidad.

Cinco de las siete víctimas fueron identificadas, entre ellas hay una niña de dos años.

Se trata de Eirik Grønolen, un hombre de 31 años al que encontraron muerto el 1 de enero, la mujer Lisbeth Neraas, de 54 años, y su hijo Marius Brustad, de 29 años, de Bjørn-Ivar Grymyr Jansen, un hombre de 40 años, y de su hija de dos años Alma.

Los rescatistas, que recibieron la visita de la pareja real y del príncipe heredero, prevén trabajar sin pausa. También buscan recuperar animales de compañía.

Tras entrevistarse con los equipos de rescate, el rey Harald, la reina Sonja y el príncipe Haakon se dirigieron a la iglesia de Gjerdrum, donde encendieron cirios por las víctimas, antes de hablar con sobrevivientes.

"No sé qué decir, pues es absolutamente horrible", dijo el rey, muy afectado, al concluir su visita.

La policía publicó el viernes una lista con los nombres de los diez desaparecidos, dos niños de 2 y 13 años y ocho adultos.

cbw/lb/pc/eg/age/eb