Haití: aplazadas las elecciones tras la destitución del Consejo Electoral

·3 min de lectura

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, destituyó a los nueve miembros del Consejo Electoral Provisional (CEP) tras acusarlos de "partidistas". Esta decisión atrasa las elecciones planificadas para el 7 de noviembre. Aunque, en rechazo a las acusaciones de que quiere mantenerse en el poder, Henry aseguró que planea celebrar los comicios a principios del año que viene y convocar a un referendo para modificar la Constitución.

Nuevo revés político en Haití. Este martes 28 de septiembre, el primer ministro, Ariel Henry, decidió destituir al Consejo Electoral Provisional (CEP) tras tacharlo de "partidista", algo que supone un aplazamiento de las elecciones programadas para el 7 de noviembre.

"La orden de 18 de septiembre de 2020 por la que se nombran los miembros de la Junta Electoral Provisional queda revocada. Esta orden deroga todas las órdenes o disposiciones de órdenes que le sean contrarias", publicó el diario gubernamental 'Le Moniteur'.

Los nueve miembros que formaban parte del Consejo han sido destituidos. Una estrategia que no era ningún secreto, ya que fue confirmada por un decreto en la gaceta oficial el lunes 27 de septiembre, y que goza de una gran aceptación entre algunos legisladores que ponían en duda la legitimidad del organismo electoral.

"Hemos tomado la decisión hoy de detener este Consejo Electoral y formar otro, uno que será más consensuado y que será aceptado por toda la sociedad", dijo Henry a los periodistas tras anunciar la decisión.

Así, el mandatario provisional afianzó el acuerdo del 11 de septiembre con formaciones políticas aliadas y opositoras para una gobernanza temporal estable, que no secundaban al CEP.

Por su parte, el organismo amenazó con recurrir a los tribunales. En una carta difundida por el periódico 'Gazette Haiti', los miembros del órgano rechazaron la decisión del Ejecutivo y aseguraron que prevén "acudir a las instancias judiciales y administrativas que correspondan a la mayor brevedad posible para solicitar la anulación del decreto de destitución".

Referendo para modificar la Constitución en el horizonte

Dentro de todo el tumulto político que está viviendo el país caribeño, se firmó este mes el 'Acuerdo de Gobernanza Pacífica y Eficaz', un pacto entre Henry y más de un centenar de organizaciones políticas haitianas.

Entre las organizaciones que firmaron el acuerdo con el Gobierno se encuentra el Sector Democrático y Popular (SDP), un partido de izquierdas que fue uno de los más firmes opositores del difunto presidente Jovenel Moïse, asesinado el 7 de julio mientras dormía en su casa.

Entre los puntos más importantes del acuerdo, figura el plazo de un año para redactar una nueva Constitución y para convocar elecciones generales. No obstante, el dirigente provisional aseguró que quería convocar los comicios presidenciales y legislativos a principios del año que viene.

“Las elecciones deben llevarse a cabo lo antes posible (...) La gente no cree lo que se dice”, sostuvo Henry en respuesta a las críticas de los que lo acusan por querer mantenerse en el poder tras la muerte de Moïse, justo días después de haber sido nombrado primer ministro.

Moïse nombró el Consejo Electoral el año pasado para sustituir a uno que no quiso seguir adelante con su propuesta de referendo para redactar una nueva Constitución. Y, a pesar de haber destituido a los miembros del organismo, las intenciones de Henry son similares.

Así lo expresó durante una entrevista con la agencia AP, en la que sostuvo que planea llamar a un referendo en febrero del año que viene para modificar la Constitución, bajo el argumento de que a mayoría de las figuras políticas y líderes de la sociedad civil rechazan la actual carta magna.

Entre los cambios que se planean, figura la creación de una asamblea nacional constituyente con 33 miembros, nombrados por diversas instituciones y organismos de la sociedad civil. Estos serán los encargados de redactar la nueva Constitución, que en febrero será votada por los ciudadanos del país.

Desde el asesinato de Moïse, Haití se encuentra sumida en un clima de inestabilidad política y social. En este contexto, Henry ha conseguido un respaldo relativamente amplio para su Gobierno a pesar de enfrentar críticas e incluso acusaciones de complicidad en el asesinato del expresidente, algo que niega.

Con Reuters, AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente