Haftar llama a movilización general contra una intervención militar turca en Libia

Un hombre enarbola un retrato del mariscal Jalifa Haftar, durante una manifestación contra una posible intervención militar turca en Libia, el 3 de enero de 2020 en Bengasi

El mariscal Jalifa Haftar, que desde el 4 de abril intenta apoderarse de la capital libia, llamó este viernes por la noche a la "movilización general" y la "yihad" contra una posible intervención militar turca en Libia en apoyo al Gobierno de Unidad Nacional (GNA), con sede en Trípoli.

"Aceptamos el desafío y declaramos la yihad y la movilización general", afirmó este caudillo del este de Libia en un discurso transmitido por la televisión al Hadath, afín a su causa.

En uniforme militar, el mariscal Haftar instó a "todos los libios" a tomar las armas, "hombres y mujeres, militares y civiles, para defender nuestra tierra y nuestro honor". "Estrechemos filas y dejemos de lado nuestras discrepancias", afirmó.

"El enemigo está reagrupando fuerzas para invadir Libia y oprimir a nuestro pueblo" y ha encontrado "entre los traidores a quienes firmaron con él un acuerdo de sumisión, de humillación y de vergüenza", dijo refiriéndose al acuerdo militar firmado en noviembre entre Ankara y el GNA.

Los diputados turcos aprobaron el jueves una moción que permite al presidente Recep Tayyip Erdogan enviar militares a Libia para apoyar al GNA, cuyas tropas combaten las fuerzas del mariscal Haftar, que está tratando de conquistar Trípoli.

Desde abril, las fuerzas pro-GNA han mantenido sus posiciones al sur de la capital, donde se concentran los combates.

Ya no se trata de "liberar a Trípoli" de las milicias que la controlan, sino de "enfrentarse a un colonizador" que quiere "recuperar el control de Libia", antigua provincia del imperio otomano, afirma el mariscal.

Dirigiéndose al pueblo turco "amigo", pidió una revuelta contra el presidente Erdogan, a quien tachó de "aventurero insensato", que arrastra a su ejército "a la muerte" y aviva el fuego de la discordia entre musulmanes y los pueblos de la región "para satisfacer sus caprichos".

Sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, Libia está bajo el control de dos autoridades que se disputan el poder: el GNA respaldado por la ONU y un gobierno y un Parlamento en el este, en manos del mariscal Haftar.