Hackers rusos leyeron correos electrónicos no clasificados de Obama el año pasado

Por Sandra Maler
Hackers rusos que violaron el año pasado partes sensibles de la red informática de la Casa Blanca leyeron correos electrónicos no clasificados del presidente estadounidense Barack Obama, según informó el sábado el New York Times citando a funcionarios de Estados Unidos. En la imagen, el presidente Obama asiste a un acto para conmemorar el décimo anivesario de la oficinal del Director de Inteligencia Nacional, en una fotografía tomada el 24 de abril de 2015 en McLean, Virginia, EEUU. REUTERS/Yuri Gripas

Por Sandra Maler

WASHINGTON, 26 abril - Hackers rusos que violaron el año pasado partes sensibles de la red informática de la Casa Blanca leyeron correos electrónicos no clasificados del presidente estadounidense Barack Obama, según informó el sábado el New York Times citando a funcionarios de Estados Unidos.

"No hay pruebas de que la cuenta de correo electrónico del propio presidente fuera violada", dijeron funcionarios de la Casa Blanca. "Aún así, el hecho que algunas de las comunicaciones del señor Obama estuvieran entre las que fueron obtenidas por los hackers ha sido uno de los hallazgos de la investigación más celosamente guardados", sostuvo el diario.

Una portavoz de la Casa Blanca no quiso hacer comentarios sobre la información, pero más temprano este mes el Gobierno confirmó la violación del sistema, asegurando que fue el año pasado y no afectó a información clasificada.

El New York Times dijo el sábado que la violación fue "mucho más intrusiva y preocupante de lo que se ha admitido públicamente".

Y dijo que aunque no fueron comprometidas redes clasificadas, algunos funcionarios admitieron que el sistema no clasificado contiene en todo caso información muy sensible, como intercambios de correos con diplomáticos, intercambios sobre movimientos de personal y legislación, la agenda presidencial y discusiones sobre política.

Los funcionarios no revelaron la cantidad de correos electrónicos de Obama que fueron leídos por los hackers ni tampoco la sensibilidad de su contenido, según el New York Times.

El periódico dijo que altos funcionarios de la Casa Blanca han sabido sobre la profundidad de la intrusión desde hace meses meses.