Hacer una reforma ahora puede subir un 30% el precio de tu piso en alquiler

·4 min de lectura
Reformar tu piso para alquilarlo puede hacerte ganar 3.600€ más al año
Reformar tu piso para alquilarlo puede hacerte ganar 3.600€ más al año

Si bien el mercado del alquiler inmobiliario no ha cesado su actividad, es cierto que son muchos los propietarios de viviendas, tanto los que se dirigen al alquiler turístico como al tradicional, que se ven sin inquilinos. Además, la pandemia ha frenado en seco la subida del precio del alquiler, de acuerdo con los datos de diferentes portales inmobiliarios como Pisos.com o Fotocasa. En un momento donde el mercado está bajista y alquilar nuestra vivienda es más complicado, reformarla ahora es una oportunidad que nos podría ayudar a revalorizar su precio hasta un 30%, de acuerdo con el Observatorio 360º de la Vivienda y la Reforma en el Hogar de Andimac.

De esta manera, gastarnos 26.000 euros en una reforma integral de una vivienda podría aumentar su precio un tercio de cara al alquiler. Además, nos ayudaría a diferenciarnos de la competencia y sería una forma de aprovechar el tiempo durante el cual el piso, por culpa de la pandemia, va a estar vacío de todas maneras.

Artículos relacionados que podrían interesarte:

3.600 euros más cada año con una reforma

Para financiar una reforma integral de una vivienda de 90 metros cuadrados gastaremos un presupuesto de 26.000 euros de media, del cual la mayor parte se dedicará a la cocina (presupuesto medio de 5.700 euros) y a los baños (coste medio de 5.400 euros), de acuerdo con el Observatorio 360º.

Si alquilábamos nuestro piso por 1.000 euros mensuales, ahora podríamos sacarle, de acuerdo con las estimaciones de Andimac, 1.300 euros cada mes. Así, cada año ganaríamos 3.600 euros adicionales.

Además, esto nos da una ventaja competitiva frente a otras viviendas de alquiler que, por el mismo precio, tienen unos acabados más viejos, son viviendas menos funcionales o menos modernas.

Aunque una renovación integral puede ayudar a revalorizar una vivienda para alquilarla, no siempre es necesario dedicarle un gran presupuesto. Instalar parqué o tarima flotante, renovar las ventanas, cambiar los muebles o pintar son algunas de las mejoras que apenas requieren mano de obra y su coste no suele ser muy elevado, el plazo de reforma es corto y nos ayudarán a revalorizar la vivienda.

¿Cómo financiar una reforma integral de la manera más barata?

Elegir un tipo de préstamo reforma u otro dependerá del capital que queramos financiar, de la cantidad de ahorros que podamos aportar o de las ofertas que consigamos.

La fórmula más barata será una ampliación de hipoteca. Si el piso que tenemos en alquiler tiene una hipoteca, puede ser una opción interesante ampliarla, ya que tendrá unos intereses más bajos que un préstamo, aunque debemos contar con los costes de pedir una ampliación. Eso sí, la cantidad que nos quede pagar de la hipoteca más el importe de la reforma no podrá suponer más del 80% del valor de la vivienda actual.

Otra alternativa, la más común, son los créditos al consumo. Estos préstamos tienen actualmente un coste medio del 7,57% TAE, aunque podemos encontrar ofertas más baratas como la del Crédito Proyecto Reforma Hogar de Cofidis, con el que podremos conseguir hasta 15.000 euros, sin comisiones, sin cambiar de banco y desde el 6,09% TAE. Aunque el interés de los préstamos sea mayor que el de las hipotecas, puede salir más a cuenta solicitar un crédito en lugar de una ampliación si el importe que necesitamos es muy reducido, ya que así evitaremos pagar los gastos asociados a la ampliación.

Aunque lo más común es acudir a nuestro banco a pedir el crédito, es recomendable siempre comparar entre tres ofertas adicionales para conseguir el préstamo que mejores condiciones nos ofrezca o negociar con nuestro banco para una mejora de las condiciones.

Para pequeños arreglos, como cambiar los muebles, otra opción también será la financiación que ofrecen algunas tiendas como Ikea, El Corte Inglés o Leroy Merlin, ya que su objetivo es fomentar las compras y suelen tener grandes ofertas de financiación para compras en sus establecimientos.

Lo mejor para conseguir la mejor oferta será siempre comparar entre varias alternativas según el presupuesto de la reforma que queremos financiar y realizar diferentes simulaciones de los créditos al consumo para saber cuánto pagaremos en total.