Gustavo Petro y Rodolfo Hernández disputarán la segunda vuelta de las presidenciales en Colombia

·6 min de lectura

El izquierdista Gustavo Petro ganó la primera vuelta de las elecciones como todos los sondeos apuntaron, aunque no pudo llegar al 50% necesario para evitar el balotaje. Su rival será el independiente populista Rodolfo Hernández, que finalmente consiguió superar al derechista Federico Gutiérrez en su pugna por disputar la presidencia ante Petro.

Colombia tendrá segunda vuelta el próximo 19 de junio. Los candidatos elegidos por los colombianos para disputar la presidencia son el izquierdista Gustavo Petro y el populista Rodolfo Hernández tras una campaña que ha estado marcada por la polaridad y la tensión electoral.

Al inicio de la jornada había dos grandes cuestiones en torno al futuro electoral. La primera era saber si el Pacto Histórico de Gustavo Petro y Francia Márquez tendría la fuerza suficiente para llegar al 50% necesario para ganar en primera vuelta. El resultado finalmente fue negativo ya que, aunque ganaron las elecciones, solamente cosecharon el 40,32% de los votos.

La segunda cuestión giraba entorno a quien se disputaría la segunda vuelta con Gustavo Petro. La disputa entre el derechista Federico Gutiérrez y el populista independiente Rodolfo Hernández estaba en el aire y finalmente se decantó de parte de Hernández, que en las últimas semanas había repuntado en los sondeos, pero que era un candidato con el que prácticamente nadie contaba hace unos meses.

La jornada electoral se realizó en relativa tranquilidad en todo Colombia a pesar de la tensión en que se había realizado la campaña electoral. Los observadores internacionales desplegados en todo el territorio dieron su visto bueno a lo vivido en las mesas electorales a pesar de que se reportaron más de 500 incidencias que todavía están en revisión.

Victoria agridulce de Gustavo Petro

El Pacto Histórico resulto ser el ganador de esta primera vuelta de las elecciones tal y como todos esperaban. Es un resultado histórico para una nación históricamente conservadora, ya que nunca había ganado una opción de izquierdas en unos comicios presidencial, sin embargo, puede llegar a ser insuficiente.

Los datos revelados por la Registraduría, organismo encargado de realizar el preconteo de votos, situaron la victoria de Petro lejos de la mayoría absoluta, algo que se intentó conseguir durante toda la campaña. La razón era evitar una posible unión de todos los candidatos contra su persona.

Aunque su candidatura sacó más de 12 puntos a la de Hernández, la suma de este con Federico Gutiérrez podría complicarle su carrera a la presidencia ya que hay pocos votos que en segunda vuelta puedan ir a su fórmula.

La sorpresa de la jornada electoral

Rodolfo Hernández probablemente es el protagonista más nombrado durante esta primera vuelta. Prácticamente nadie apostaba por este candidato independiente de corte profundamente populista hasta hace unos meses, pero su candidatura se ha colado de forma sorpresiva en el balotaje con un más que considerable 28,20% de los votos, superando por hasta cuatro puntos y medio porcentuales al derechista Federico Gutiérrez.

Su perfil anti-establecimiento político y anticorrupción -a pesar de tener varios escándalos por corrupción a sus espaldas- ha encandilado a un gran número de colombianos, especialmente en los departamentos con una población rural y no tan populosa como en las grandes ciudades. Detrás de este resultado parecen estar su lenguaje sencillo, propuestas simples y un desempeño espectacular de su campaña en las redes sociales.

Su segundo puesto en estas elecciones puede ser determinante en el balotaje, ya que su perfil político puede recoger los votos de otras candidaturas, como la de Gutiérrez, y plantarle cara al hasta ahora favorito Gustavo Petro.

Rodolfo Hernández se dirigió a los colombianos a través de sus redes sociales asegurando que cuenta con ellos “para ganar la segunda vuelta”. Además aseguró que no es “ingenuo ante las resistencias que habrá ante los cambios de mi futuro gobierno”.

Un duro golpe a la derecha

El gran mazazo de la noche se lo llevó el candidato Federico ‘Fico’ Gutiérrez al quedar en tercera posición con tan solo el 23,87% de los votos, un resultado extremadamente pobre que refleja el hartazgo de muchos colombianos con el oficialismo con el que identificaron a Gutiérrez.

Aunque durante meses fue el favorito de las encuestas para disputar el balotaje contra Petro, sus nexos con la política tradicional terminaron por pesar de forma negativa en su candidatura. Gutiérrez contó con el apoyo del Partido Conservador, del Liberal y del Centro Democrático, el partido del expresidente Álvaro Uribe Vélez y del actual mandatario Iván Duque.

Esto último resulto ser algo contraproducente a pesar de que en numerosas ocasiones se declaró como independiente. Su candidatura únicamente fue respaldada de forma mayoritaria en el departamento de Antioquia, donde es oriundo este candidato. Una situación que deja al poder en torno a Uribe sin un candidato después de más de 20 años de dominio sobre la política colombiana.

Gutiérrez se dirigió al país reconociendo su derrota y brindando su apoyo y el de su campaña a Rodolfo Hernández asegurando que es la “mejor opción para la democracia” ante lo que considera “un peligro”, que es la campaña de Gustavo Petro.

Además, en sus declaraciones afirmó que a pesar de su apoyo no está en sus intenciones “formar parte del futuro gobierno”.

Para Daniela Garzón, politóloga e investigadora de la Fundación Paz y Reconciliación aseguró a France 24 que los resultados de Gutiérrez en esta elección reflejan “el profundo descontento de la población con el gobierno de Iván Duque a pesar de que intentara presentarse como un candidato independiente”.

Garzón afirmó también que “Colombia entra en un periodo electoral posturibista donde los electores han dejado claro que no quieren continuismo”.

El hundimiento del centro

El otro gran damnificado de la noche fue Sergio Fajardo con su candidatura de Centro Esperanza. Fajardo obtuvo un resultado irrisorio de apenas el 4,20% en el computo global, unos datos muy por debajo de los de 2018, donde estuvo a punto de pasar al balotaje. En esa ocasión se quedó a unos miles de votos del entonces también candidato Gustavo Petro.

Fajardo ha sido víctima de varias circunstancias durante los últimos meses. La primera, una falta de claridad respecto a su posición política en tema determinantes durante su campaña y los cuatro años anteriores. Además, la candidatura de Rodolfo Hernández, con un perfil independiente, parece haber absorbido una parte importante de electorado.

Con este panorama los colombianos afrontarán la segunda vuelta de las presidenciales el próximo 19 de junio. Para elegir tendrán a dos candidatos alejados del establecimiento político tradicional y los partidos políticos habituales que tienen propuestas muy diferentes. Gustavo Petro sigue siendo la ruptura total con el modelo de país que lleva imperando en Colombia durante las últimas décadas, mientras que Rodolfo Hernández es un salto al vacío con propuestas indefinidas y superficiales que provocan más cuestiones que respuestas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente