¿Les gusta a los países de los Balcanes Occidentales la idea de Macron de una Europa de dos niveles?

·3 min de lectura
¿Les gusta a los países de los Balcanes Occidentales la idea de Macron de una Europa de dos niveles?

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha propuesto una de las mayores reformas de la estructura de la UE en décadas: la idea de un segundo nivel de países fuera del bloque que compartan los valores y la geografía del mismo.

Sugirió que Gran Bretaña, tras el Brexit, podría participar, así como los países afectados o amenazados por la invasión rusa: Ucrania, Georgia y Moldavia.

¿Pero qué pasa con los países de los Balcanes Occidentales? ¿Cómo fueron las palabras de Macron en una región que ha sufrido largos retrasos en la adhesión a la UE?

En Albania, que solicitó la adhesión en 2009, la idea de una Europa de dos niveles fue recibida con sentimientos de realismo y resignación. El país ha visto cómo su candidatura se estanca. Esto se debe a que está vinculada a la solicitud de Macedonia del Norte, que ha sido vetada repetidamente por los países de la UE existentes, el último de ellos Bulgaria.

"Él [el presidente Macron] tenía razón hace cinco años, cuando habló de la necesidad de otra vía de integración, pero poco ha cambiado desde entonces", dijo la oficina del primer ministro de Albania, Edi Rama, en una declaración a Euronews Albania.

"Sin embargo, es hora de pensar y avanzar hacia una nueva comunidad de democracias europeas, pero, dicho esto, no soy tan optimista de que vaya a ocurrir algo fundamentalmente diferente a lo que gira en torno a la misma gravedad ordinaria".

En este mapa de la Unión Europea, se pueden diferenciar los países miembros (verde) de los que no son miembros (rojo), los países candidatos a ser miembros (amarillo), los potenciales candidatos (azul), y los que han solicitado la adhesión (gris).

Jorida Tabaku, jefa de la comisión de integración europea del Parlamento albanés, consideró los comentarios de Macron como un indicio de que el Consejo Europeo -formado por los jefes de gobierno o de Estado de los países de la UE y que define la dirección general del bloque- no decidirá iniciar las negociaciones de adhesión con Albania ni con Macedonia del Norte cuando se reúnan en junio.

Tabaku, subrayando la importancia de la integración en la UE como herramienta para garantizar la estabilidad y prosperidad de la región, dijo que cree que la guerra en Ucrania arroja una nueva luz sobre los Balcanes Occidentales, poniendo en relieve lo "fácil que es alterar los equilibrios importantes". Según ella, esa es la razón por la que los Balcanes Occidentales están recibiendo una atención adicional y vuelven a ser el centro de atención.

Macedonia del Norte, que solicitó la adhesión en 2004, se mostró más positiva. Un portavoz del gobierno calificó la idea de Macron como "una excelente oportunidad para unir a los países que no pudieron o no quisieron unirse al bloque en un momento dado, dada la nueva situación geopolítica".

En Serbia, su presidente, Aleksandar Vucic, se mostró más cauto. Dijo que no había hablado con Macron desde hace más de un mes y que no interferiría en los procesos de toma de decisiones dentro de la Unión Europea.

"Me gustaría escuchar cuál es su plan final para poder hacer una declaración", dijo Vucic en una declaración a los medios de comunicación en Serbia.

El país ha iniciado conversaciones con Bruselas, pero es poco probable que haya avances concretos en la adhesión hasta que se resuelva su disputa con Kosovo.

Kosovo, antigua provincia de Serbia, declaró su independencia de Belgrado en 2008. Serbia no lo reconoce y sigue tratando a Kosovo como si estuviera bajo su soberanía.

Los funcionarios de Kosovo, que se considera "un candidato potencial a la adhesión a la UE", aún no han comentado la idea de Macron.

Bosnia-Herzegovina tiene el mismo estatus que Kosovo. Las perspectivas son escasas. Solicitó la adhesión a la UE en 2016, pero, según una nota informativa del Parlamento Europeo, "la inestabilidad política interna y la falta de reformas políticas han mermado las perspectivas de adhesión del país a la UE".

Montenegro solicitó la adhesión a la UE en 2008 y las conversaciones comenzaron cuatro años después.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente