Los guionistas tras Carmen Mola: "Nos duele que haya gente que se pueda sentir ofendida porque no era nuestra intención"

·12 min de lectura
Los escritores bajo el pseudonimo de Carmen Mola Jorge Díaz (i), Agustín Martínez (2i) y Antonio Mercero (3i) posan durante la presentación Premio Planeta y Finalista 2021 en el Instituto Cervantes de Madrid, este jueves. (Photo: Rodrigo Jiménez / EFE)
Los escritores bajo el pseudonimo de Carmen Mola Jorge Díaz (i), Agustín Martínez (2i) y Antonio Mercero (3i) posan durante la presentación Premio Planeta y Finalista 2021 en el Instituto Cervantes de Madrid, este jueves. (Photo: Rodrigo Jiménez / EFE)

Humor, ironía y buena sintonía es lo que destilan los tres hombres, todos guionistas, que el 15 de octubre, al alzarse con el Premio Planeta con La Bestia, se destaparon como Carmen Mola. Tras ese posteriormente polémico pseudónimo están Jorge Díaz (Alicante, 1962), Antonio Mercero (Madrid, 1969) y Agustín Martínez (Lorca, 1975), quienes tres semanas después, coincidiendo con la llegada de esta obra a las librerías, atienden a El HuffPost y confiesan que ésta es su mejor novela y la “más ambiciosa”.

Los autores de la saga La novia gitana, protagonizada por la inspectora Elena Blanco, dan una vuelta de tuerca a su ADN de pura novela negra situando La Bestia en el Madrid de 1834, en plena epidemia de cólera y donde se suceden crueles asesinatos de niñas pobres.

Bien avenidos, no se disputan la palabra, pero se añaden y complementan unos a otros con sus comentarios mientras hablan, acostumbrados como están a esa escritura colectiva. Socios y amigos, cuesta imaginarlos planeando los macabros crímenes que plasman en sus páginas. “No podemos defraudar a los lectores que tenemos con una novela blandengue”, justifican.

Los tres muestran su respeto a todas las opiniones y críticas que ha suscitado el hecho de que firmaran bajo un nombre de mujer siendo tres hombres. Además de tener ganas “de que eso se supere y pasemos a hablar de lo que importa, que es de la novela”, subrayan que se lo han pasado bien con todos los memes y bromas al respecto. Aunque quizá no tanto como cuando fueron a un karaoke...

¿Cómo describiríais La Bestia?

Agustín Martínez: Es un thriller histórico y una historia que, cuando el lector abre las páginas, ya no puede salir de ella, teniendo un viaje por el Madrid de 1834. Era un Madrid rodeado por una muralla, que estaba viviendo la primera Guerra Carlista y una epidemia de cólera. Además, en ese ambiente suceden una serie de crímenes en los que aparecen unas niñas desmembradas. Nuestra protagonista, que es Lucía, es una niña huérfana, pobre, criada en los arrabales, al otro lado de la cerca, no existe nadie para protegerla, y vive la desaparición de su hermana. Tiene que lanzarse a ese Madrid inhóspito, violento y muy peligroso para buscarla, porque cree que ha caído en las garras de esa bestia que está matando niñas.

¿Cómo ha sido ese proceso de mezclar vuestro ADN, que es la novela negra, con histórica?

Antonio Mercero: Nos apetecía un cambio de tercio, salir un poquito del corsé de la novela policiaca y meternos en este género híbrido. Nosotros veníamos de hacer thriller, todas las novelas de Elena Blanco lo son, pero cuando estábamos trabajando en la siguiente estábamos confinados y en una vida muy incierta —parece mentira, pero es que hace año y medio estábamos así—. No sabíamos qué iba a pasar mañana, si íbamos a salir con una escafandra, si iba a desaparecer el mundo que conocíamos... Crear una ficción ambientada en el mundo actual nos sonaba un poco raro. En cambio, ir al pasado, a la novela histórica, nos parecía un territorio más seguro.

Creo que 'La Bestia' es nuestra mejor novela, la más trepidante y la de más empaqueAntonio Mercero

Es un género que nos gusta, no lo habíamos cultivado. Bueno, Jorge un poco sí en sus novelas personales, y nos lanzamos a hacer un poco Carmen Mola pero metiéndonos en el siglo XIX, intentando ecos de Dickens, intentando una novela con mucho calado histórico y social, incluso también literario. Un cambio de tercio que nos ha salido bien, porque creo que es nuestra mejor novela, la más trepidante y la de más empaque.

¿Coincidís los demás en que es la mejor?

Agustín Martínez: Sí.

Jorge Díaz: Sí. Aunque a mí, como me gustan todas, me cuesta mucho elegir. Es como decirle a un padre ‘¿A cuál de tus hijos prefieres?’. Sí que parece que es el que nos ha salido más guapo, pero los otros tienen su punto.

Agustín Martínez: Es la novela más ambiciosa.

¿Y por qué habéis elegido esa época?

Jorge Díaz: Teníamos la idea de que nos apetecía el siglo XIX, que es un siglo muy violento, muy Carmen Mola. Nos pusimos a buscar elementos, estuvimos valorando varios, hasta que encontramos la matanza de frailes de junio de 1834. Fue un día que el pueblo de Madrid tuvo un acceso de ira y asesinó a 80 frailes en una tarde. Claro, 80 frailes para Carmen Mola son un cebo tan goloso que no lo puede evitar. Nos pusimos a ver por qué había pasado esto para ver si podíamos usarlo en nuestro favor, en el de la historia que habíamos planteado de una bestia —que representa el mal, como en todas las novelas de Carmen Mola— que va asesinando niñas. Cuando empezamos a ver por qué habían matado a estos frailes era porque les acusaban de haber envenenado el agua y porque ellos acusaban a los pobres de fomentar el cólera por su falta de higiene... nos encontramos con un Madrid que era muy apetecible.

Parece que hemos hecho una novela sobre el cólera porque estamos en el covid, y no. Hemos hecho una novela sobre una bestia, sobre una matanza, y de paso nos hemos encontrado con el cólera y eso nos ha permitido que la novela vaya hacia arriba. Antonio lo decía, la novela es Dickens pero pasado por la trituradora de Carmen Mola [risas]. Si 2020 fue malo,1834 fue peor. Nos encontramos un mundo que nos permitía movernos a nuestro antojo: ‘¿Se te ocurre alguna salvajada más? Pasó, pasó aquel año y podemos ponerla’.

¿Son así vuestras conversaciones cuando preparáis novelas?

[Los tres se echan a reír]

Jorge Díaz: Así, pero con tacos [más carcajadas]

Agustín Martínez: Hay como un afán de superar al siguiente.

Antonio Mercero: Sí, sí, picamos alto en barbaridades.

Jorge Díaz: Empezaron siendo exangües...

Antonio Mercero: Disparamos en todas direcciones, conscientes de que burla, burlando se ha ido construyendo una marca de Carmen Mola que es extrema y no podemos defraudar a los lectores que tenemos con una novela blandengue. Tiene que ser una novela que tenga unos ingredientes un pelín macabros, si no parece que nos estamos alejando de nuestras esencias.

Agustín Martínez: Hasta que escribamos la novela romántica que estamos planeando [risas].

Jorge Díaz: Nos está costando poner un final feliz.

Los tres guionistas, en la rueda de prensa tras ganar el Premio Planeta. (Photo: Europa Press News via Europa Press via Getty Images)
Los tres guionistas, en la rueda de prensa tras ganar el Premio Planeta. (Photo: Europa Press News via Europa Press via Getty Images)

Ahora que mencionas novela romántica. ¿Os planteáis otro género, un cambio de tercio así de radical?

Agustín Martínez: Sí. Los géneros están para jugar con ellos. Hay una identidad real alrededor de Carmen Mola, como está diciendo Antonio, pero la identidad puede viajar de un género a otro, como novela histórica o ciencia ficción salvaje.

Antonio Mercero: Se puede hacer un género fantástico o romántica, por qué no.

Agustín Martínez: ¡Una novela epistolar! [risas]

Jorge Díaz: Yo creo que en La Bestia hay mucho de cuento gótico, hay algunas partes que es novela de terror. Hemos mezclado géneros y creo que seguiremos haciéndolo. Creemos que a Carmen Mola le queda mucha vida por delante y cualquiera sabe lo que se le va a ocurrir.

Antonio Mercero: ¡Es que nos gusta escribir y nos lo pasamos bien!

¿Cómo es ese proceso de escritura a seis manos, bajando un poco más al detalle? ¿Os dividís las tareas?

Agustín Martínez: El proceso viene heredado de nuestra experiencia como guionistas y tiene mucho que ver con la writers’ room, que ahora se ha hecho popular. Son reuniones, al fin y al cabo, tormentas de ideas y de ahí vamos pergeñando el argumento, los personajes, el ambiente... Eso es algo que hacemos entre los tres y de ahí empezamos a diseñar la estructura de la novela. Esta herencia del guión nos lleva a tenerla muy clara antes de escribir.

Se va puliendo la historia hasta que acaba en una amalgama extraña en la que ninguno sabe qué ha escrito él y qué ha escrito otroAgustín Martínez

No hay un espacio reservado para que uno escriba descripciones y otro diálogos, no, todos escribimos todo y es un proceso de reescritura un poco infinito. Se va puliendo la historia hasta que acaba en una amalgama extraña en la que ninguno sabe qué ha escrito él y qué ha escrito otro.

¿Qué proyectos audiovisuales y literarios tenéis entre manos?

Antonio Mercero: Jorge y yo hemos participado, Agustín no por falta de tiempo, en la adaptación de La novia gitana para Atresplayer Premium, que se empezará a rodar en enero. Audiovisuales no tengo más, tengo literarios.

Jorge Díaz: La red púrpura es probable que se haga. Y, literarios, tenemos una cuarta novela de Elena Blanco y después, con todo este lío de escribir Carmen Mola a escondidas y seguir con nuestras carreras como guionistas, tenemos un poco abandonadas nuestras carreras literarias personales. En algún momento nos tenemos que poner a escribir solos.

Antonio Mercero: Quedaremos de vez en cuando, ¿no?

Agustín Martínez: Yo estreno en enero Feria: la luz más oscura en Netflix y en enero se empieza a rodar la tercera temporada de La Caza, de Televisión Española.

Ahora que ha reposado un poco la polémica acerca del pseudónimo, ¿os habíais llegado a imaginar que se podía ‘liar’ tanto?

Jorge Díaz: Tanto no. Sabíamos que iba a haber alguna reacción y nos parecía bien. Estábamos muy felices de provocar un debate pero pensábamos que iba a ser más por lo de la autoría colectiva y ha sido por feminismo y tal, pero lo respetamos por completo. Nos duele que haya gente que se pueda sentir ofendida porque no era nuestra intención en ningún caso. Lo respetamos y una cosa que siempre comentamos y nos parece muy bien es que, de repente, una novela haya ocupado el centro de la conversación. Es bueno que, de repente, aunque sea unos minutos, en un bar sea más importante una novela que un penalti.

Es bueno que, de repente, aunque sea unos minutos, en un bar sea más importante una novela que un penaltiJorge Díaz

¿Ha habido alguna crítica que os haya llegado a escocer? Se ha llegado hasta a retirar vuestras novelas físicamente de alguna librería.

Antonio Mercero: Bueno, se ha retirado de una librería de mujeres que vendía Carmen Mola pensando que lo era. Cuando no lo es lo retiran, naturalmente. Me parece que está muy bien y no hay nada que decir a eso. Yo me he alejado un poquito del ruido de las redes por salud mental. Sé que ha habido críticas pero ninguna se me ha clavado. Yo estoy muy feliz y creo que lo que nos está pasando es superchulo, superintenso y hay que saber disfrutar del momento presente.

Jorge Díaz: También nos hemos reído mucho porque eso de El Mundo Today de eso de ‘El marido de Carmen Mola se da cuenta de que su marido son tres hombres’ a mí me hizo mucha gracia.

Antonio Mercero: Hay algunos memes... el ingenio español tiene buen nivel.

Agustín Martínez: Había algunos muy graciosos, sí. Luego tienes ganas de que eso se supere y pasemos a hablar de lo que importa, que es de la novela. Quien esté detrás es poco importante.

Jorge Díaz: Si la lees y te gusta, qué más da. Si la lees y no te gusta, qué más da.

Habéis dicho que os habéis llegado a sentir aliviados de no tener que mentir más. ¿Había gente que se olía que podíais estar detrás de Carmen Mola? ¿Han estado a punto de pillaros en algún momento?

Jorge Díaz: Sí. Amigos y tal nos habían pillado bastantes veces. Cuando alguien llega a tu casa y ve que tienes en la estantería libros de Carmen Mola en italiano, alemán, holandés, finlandés... ¡no le puede gustar tanto! [risas] En redes sociales y eso había gente que decía ‘yo sé quién es uno’.

Agustín Martínez: Creo que era complicado acertar que éramos tres y los tres nombres, era como un bingo que era difícil.

Antonio Mercero: Yo tenía la sensación de que era como un secreto a voces pero luego hemos visto que no era así en absoluto. En el mundillo literario un poco sí, en nuestro entorno pues naturalmente, pero el gran público no lo sabía.

Justo habéis ganado el Planeta el año que suben la dotación, aunque os toca repartir entre tres. ¿Lo habéis celebrado de alguna manera, os habéis dado algún capricho?

Antonio Mercero: Somos tan tristes que ni siquiera lo hemos celebrado. Sí hemos celebrado otras veces, por ejemplo el éxito que tuvo sobre todo el primero, que nos sorprendió muchísimo. Nos fuimos a un karaoke a cantar.

¡Muy Elena Blanco!

Antonio Mercero: Muy Elena Blanco, y aunque no nos gusta a ninguno de los tres beber grappa, nos bajamos una botella.

Jorge Díaz: ¡Entera! Y eso nos llevó a cantar.

Jorge Díaz, Agustín Martinez y Antonio Mercero, recibiendo el Premio Planeta de manos de los reyes. (Photo: JOSEP LAGO via AFP via Getty Images)
Jorge Díaz, Agustín Martinez y Antonio Mercero, recibiendo el Premio Planeta de manos de los reyes. (Photo: JOSEP LAGO via AFP via Getty Images)

¿Qué recordáis de la noche del Planeta? ¿Hay alguna anécdota que se pueda contar?

Antonio Mercero: Es una noche superespecial. Como tiene esta cosa tan especial de que el jurado va haciendo rondas de votación y van cayendo candidatos... eso de ‘¡seguimos en liza, seguimos en liza!’ mola.

Jorge Díaz: Te dan una quiniela para ir rellenando y una de las personas que había en nuestra mesa —nuestra novela se presentaba como Ciudad de fuego, por Sergio López— dijo: “Ciudad de fuego... esto no tiene posibilidades”. Y yo le decía: “¡Pues no está tan mal!”.

Agustín Martínez: Los que estaban en nuestra mesa tuvieron que vivir una noche extraña porque verían cómo nos íbamos poniendo nerviosos.

¿A quién le daríais, cada uno, un Premio Planeta?

Jorge Díaz: [Poniendo sonrisa pícara] Vamos a hacer lo que hacemos siempre: Carmen Mola dice que hay que dárselo a Agustín Martínez, Antonio Mercero y Jorge Díaz.

Antonio Mercero: A mí me chifló mucho Lectura fácil, de Cristina Morales, me estalló la cabeza.

Agustín Martínez: Iba a decir Mariana Enríquez. Nuestra parte de noche me flipó.

Jorge Díaz: Feria, de Ana Iris Simón, me encantó. Sé que se polémica y tal pero me gustó mucho.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente