De Guindos dice ahora que "no influyó" en el informe del BCE tras las críticas de Sánchez por su "ayuda"

Luis de Guindos, en su intervención en las jornadas económicas en S´Agaro, Girona (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Luis de Guindos, en su intervención en las jornadas económicas en S´Agaro, Girona (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Luis de Guindos, en su intervención en las jornadas económicas en S´Agaro, Girona (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Yo no fui, dice el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE). Luis De Guindos, ha asegurado que no influyó en el contenido del duro informe contra el futuro impuesto español a la banca.

En una intervención celebrada este viernes en Cataluña, el que fuera ministro de Economía con Rajoy ha apuntado que “es prácticamente imposible que una persona” del Consejo de gobierno pueda incidir en su contenido.

Preguntado por las irónicas críticas que le lanzó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le agradeció su “ayuda” antes de criticar su papel económico y político, De Guindos ha mostrado su “total respeto” al jefe del Ejecutivo.

Del mismo modo, ha querido atajar cualquier atisbo de suspicacia por parte de España a este respecto, explicando antes de llegar al consejo de gobierno del BCE, una opinión de ese tipo pasa por la ejecutiva del BCE y por diversos estamentos previos.

“Es prácticamente imposible que una persona pueda influir en este tipo de decisiones, porque el BCE toma decisiones colegidas y ahí es imposible que una persona tenga una influencia notable para intentar sesgar” la opinión del BCE en un ámbito en concreto, ha añadido.

El dictamen del BCE recomienda analizar las consecuencias negativas del impuesto a la banca, ante lo que Sánchez respondió que, aunque tomaba nota de esa opinión, el Gobierno seguiría adelante con su hoja de ruta.

Antes de este coloquio con los asistentes a las jornadas de S’Agaró, De Guindos, ha apuntado que los bancos atraviesan una situación “mejor” que la que tenían “al inicio de la crisis financiera”, ya que tienen “más capital y liquidez”.

Sin embargo, acto seguido, ha pedido “no quedarse cegados” por ello, ya que la desaceleración económica “va a afectar a la solvencia de los clientes” de la banca y ello obligará a las entidades a aumentar sus provisiones, ha advertido.

“Los buenos jugadores miran a largo plazo”, ha dicho de Guindos, para apuntalar la idea de que, aunque la banca ha mejorado su rentabilidad, afronta un contexto complicado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR