Guillermo Amor arma revuelo por normalizar los gritos de "Griezmann muérete"

Guillermo Amor en un partido de La Liga Santander (Foto: David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images)


Guillermo Amor, exjugador del FC Barcelona y jefe de relaciones institucionales del club, fue preguntado al final del partido por los cánticos de la afición del Atlético de Madrid que deseaban la muerte a Antoine Griezmann y no les dio ninguna importancia: “Respetable. El público puede tener su opinión y hay que aceptarlo”.



El jugador francés regresaba a jugar delante de la afición que le idolatró durante los pasados cinco años. El recibimiento fue de los más hostiles que se recuerdan, pero se traspasó la barrera de lo humano.

Los hinchas rojiblancos la tomaron con la placa de Griezmann a las afueras del Wanda Metropolitano, como ya ocurriera con Thibaut Courtois y Hugo Sánchez. Durante el partido recibió una pitada cada vez que el balón se acercaba a sus proximidades, nada fuera de lo normal cuando un jugador muy querido abandona el club del que fue el máximo pilar. Pero las cosas se fueron de madre y parte de los seguidores atléticos se han ganado el desprecio de los amantes del fútbol por el cántico de “Griezmann muérete”.



Minutos más tarde, el propio Guillermo Amor ha hablado con Jordi Martí, periodista de la Cadena Ser para intentar arreglar la metedura de pata, pero la credibilidad es la justa. Cuenta el periodista que Amor, con lo de que “es respetable”, se refería a “los abucheos y los gritos” y que pensaba que iban por ahí los tiros de la pregunta que le formularon.



El daño estaba hecho y la sorpresa en las redes era mayúscula. Nadie podía creer que el jefe institucional del Barça no estuviese protegiendo a uno de sus jugadores y condenando un comportamiento deplorable:









Más historias que te pueden interesar: