Guerra en Ucrania: voces discordantes se alzan en el Ejército ruso

·6 min de lectura

Un excoronel y varios comentaristas militares rusos expresan cada vez más su desacuerdo con la forma en que se libra la guerra en Ucrania desde Moscú. ¿Un epifenómeno o una peligrosa tendencia para Vladimir Putin?

La píldora es muy difícil de pasar. "¿Hay que ser estúpido para no entender que en el tercer mes de la guerra no lo hacemos así?", se enojó, a mediados de mayo, Yuri Kotenok, un analista militar ruso muy seguido en Telegram. Otro comentarista y exsoldado instalado en el Donbass, Vladlen Tatarskiy, quiere, por su parte, "juzgar al 'genio militar' responsable" de esta debacle.

La debacle en cuestión se refiere al intento fallido del Ejército ruso de cruzar el río Donetsk a principios de mayo. Una maniobra considerada como uno de los mayores fracasos de Rusia desde el inicio de la guerra en Ucrania, ya que en esta ocasión se destruyeron más de cincuenta de vehículos blindados.

Habrá sido costoso para las fuerzas en el frente, pero probablemente también para la propaganda oficial de Moscú, que quiere que la "operación militar especial" se desarrolle sin problemas. "Hay al menos tres importantes comentaristas militares con una audiencia combinada de más de un millón de personas en Telegram que atacan el curso de la guerra", encontró CNN el miércoles 18 de mayo.

"Los analistas militares, los veteranos y los periodistas (rusos) se están volviendo cada vez más críticos con la situación en Ucrania", confirmó el 'Washington Post' un día después. De hecho, "se encuentra en Telegram, miembros de la Guardia Nacional deplorando que los utilicen como carne de cañón y soldados que abiertamente se preguntan qué están haciendo sus generales", detalla Mark Galeotti, director de Mayak Intelligence, una firma consultora sobre las cuestiones relativas a la seguridad en Rusia.

Además, está Mikhail Khodarenok, un coronel ruso jubilado acostumbrado a los televisores rusos. Invitado el lunes 16 de mayo del popular programa "60 minutos", se permitió un ataque sobre la situación, advirtiendo que lo que está pasando en Ucrania corría el riesgo de "ir de mal en peor" para Rusia, que se encuentra aislada frente a "una coalición de países que apoyen a Ucrania y le proporcionen equipamiento".

Una declaración que dejó boquiabierto al panel que había ido a discutir sobre el "operativo militar especial". Incluso la presentadora, Olga Skabeyeva, escuchó en silencio, ya que se sabe que es una feroz guardiana del templo de propaganda del Kremlin.

Sin censura inmediata

Pero solo un excoronel que se expresa libremente en la televisión dice poco sobre el sentimiento general ruso sobre la guerra. Lo mismo ocurre con un puñado de soldados o exsoldados que se han convertido en comentaristas de Telegram. Por muy influyentes que sean en esta red social, Telegram no puede considerarse un medio de masas capaz de formar opinión.

Sin embargo, llama la atención la concomitancia de ambos fenómenos. "Un militar jubilado y algunos blogueros ciertamente aún no están marcando tendencia, y la propaganda oficial todavía domina en gran medida el debate. Pero es una indicación de que existe un fenómeno potencialmente incipiente que hay que seguir de cerca", resume Joanna Szostek, especialista en comunicación política en Rusia en la Universidad de Glasgow.

La novedad reside también en el hecho que "estas declaraciones no fueron censuradas de inmediato, aunque en parte son críticas al buen hacer del Ejército, que está penado con prisión. Y la duración de la sentencia incluso se aumentó al comienzo de la guerra, mostrando lo sensible que es el tema para Moscú", dijo Stephen Hall, especialista en política rusa de la Universidad de Bath.

Una indulgencia que en parte se explica por el perfil de estos críticos de opciones militares. "Estos no son 'liberales' que se oponen a la guerra por principios, sino a menudo conservadores o ultranacionalistas a los que les gustaría que Rusia golpeara a Ucrania de manera más fuerte para ponerla de rodillas", dijo Peter Rutland, experto en nacionalismo y economía rusos en la Universidad Wesleyana en Middletown, Connecticut. "Su libertad de expresión está mejor protegida", prosigue este especialista.

Así, uno de los críticos más violentos de la estrategia militar rusa es Igor Strelkov, excomandante en jefe de facto de todas las fuerzas prorrusas en el Donbass, conocido por sus posiciones ultranacionalistas.

Telegram, termómetro de la moral de la tropa

Tampoco se debe agrupar a Mikhail Khodarenok y los exsoldados en Telegram, dice Mark Galeotti. En el caso de la salida televisiva del excoronel, "es imposible que los organizadores del programa no supieran lo que iba a decir. Y, en cierto modo, se puede entender que permitieron hablar porque sus críticas sirven, al final, la propaganda de Vladimir Putin", afirma este veterano observador de los misterios de la política rusa.

El discurso de Mikhail Khodarenok era, de hecho, decir que Ucrania está lejos de haber agotado sus recursos de hombres listos para luchar, mientras que Rusia no pudo ganar la guerra rápidamente debido al apoyo masivo de Occidente a Ucrania. "Esto equivale a sugerir que es probable que la guerra se alargue, lo que corresponde al mensaje que el comando militar intenta difundir últimamente", comenta Mark Galeotti.

Otra lectura de la actuación televisiva del excoronel es recordar que "sus programas, en realidad, solo están dirigidas a un espectador: Vladimir Putin", apunta Stephen Hall. Mikhail Khodarenok sería entonces como un apoyo para parte del aparato militar "para ver cómo reacciona el presidente ruso ante un discurso más pesimista que podría preparar las negociaciones de fin de conflicto en los términos en que Rusia no obtendría todo lo que quiere", apunta esta académica.

Telegram representa así una especie de termómetro de la moral de la tropa. Los censores rusos dejarían que esas pocas voces hablaran para asegurarse de que la temperatura no suba demasiado. El riesgo parece limitado para ellos ya que sus discursos no llegarán a la mayoría de los rusos, que no utilizan este servicio de mensajería.

¿Peligro para Putin?

Sin embargo, permitir que esta visión más pesimista del avance de las tropas en Ucrania prolifere en la red social no está fuera de peligro. En primer lugar, "es una plataforma muy utilizada por los jóvenes, que probablemente serán llamados a la guerra. Al ver esta descripción bastante oscura de la situación sobre el terreno, es probable que se muestren muy reacios a alistarse", señala Joanna Szostek. O al menos, si se ven obligados, a no ir con ingenuidad

Otro problema potencial para Vladimir Putin es que este ruido de fondo en Internet "frustra la estrategia de división utilizada tradicionalmente por el Kremlin para contrarrestar cualquier oposición", explica Mark Galeotti. De hecho, la multiplicación de mensajes en Telegram "permite dar un sentimiento de pertenencia a individuos que podrían tener la impresión de estar solos en sus críticas", especifica este especialista.

Es tanto más peligroso "ya que son soldados, y Vladimir Putin no puede permitirse perder el apoyo del Ejército", confirma Peter Rutland. Por ejemplo, "podemos leer mensajes de miembros de la Guardia Nacional que expresan su frustración por ser utilizados en divisiones mecanizadas en Ucrania cuando nunca han sido entrenados para eso", señala Mark Galeotti. Estos soldados son también los que se supone deben proteger al Kremlin contra posibles levantamientos populares. "¿Y qué sucederá si estalla un gran movimiento social en la capital y el Ejército, habiendo perdido la confianza en sus comandantes, se niega a intervenir?", pregunta Peter Rutland.

Un cuestionamiento que la historia reciente de Rusia ya ha respondido una vez: en 1991, el intento de golpe de los acérrimos partidarios de la Unión Soviética fracasó cuando el Ejército se negó a reprimir a los manifestantes que se oponían al golpe. La falta de apoyo de los militares había acelerado entonces el fin del bloque.

*Artículo adaptado de su original en francés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente