La guerra en Ucrania y los temores de escasez de gas han dado un renacimiento inesperado al carbón

Ingo Engel, comerciante de carbón en Leipzig. dice: "Los pedidos se han triplicado. El teléfono nunca está en silencio. Es una locura. Es comprensible que todos estén asustados. La mayoría de la gente afortunadamente conservó una estufa de carbón en el interior de la casa."

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente