Guerra en Ucrania: la realidad paralela que muestra el mayor motor de búsqueda ruso

Gráfico que muestra dos imágenes de la Guerra de Ucrania: fosas comunes en la ciudad ucraniana de Bucha y gente saludando a las tropas rusas en Crimea.
Gráfico que muestra dos imágenes de la Guerra de Ucrania: fosas comunes en la ciudad ucraniana de Bucha y gente saludando a las tropas rusas en Crimea.

En gran parte del mundo, las búsquedas en internet abren la puerta a un mundo más amplio de información pero, en Rusia, son parte de un sistema que ayuda a atrapar a las personas en una realidad alternativa, más en el caso de la guerra de Ucrania.

Poco después de que 20 personas murieran en un ataque con misiles rusos en la ciudad ucraniana de Kremenchuk en junio, Lev Gershenzon, exgerente de la empresa tecnológica rusa Yandex, escribió el nombre de la ciudad en su motor de búsqueda para obtener más información.

Los resultados que obtuvo le escandalizaron.

"Las fuentes que aparecían en la parte superior de la página eran extrañas y oscuras", relató a la BBC. "Había un blog de un autor desconocido que afirmaba que la información sobre las muertes era falsa".

El Kremlin mantiene un estricto control sobre los medios de comunicación del país, especialmente la televisión, que glorifica la invasión rusa de Ucrania como una misión de liberación y descarta las informaciones sobre atrocidades como falsas.

Durante mucho tiempo, internet en Rusia ha sido el principal espacio para fuentes alternativas de información. Sin embargo, desde que la guerra comenzara en febrero, el Kremlin ha lanzado una gran ofensiva contra los medios digitales independientes.

El organismo de control de los derechos digitales Roskomsvoboda estima que, en los primeros seis meses del conflicto, se bloquearon casi 7.000 sitios web en Rusia, incluidos los de los principales medios independientes y grupos de derechos humanos.

Nuestro experimento

La Unidad de Monitoreo de la BBC quería saber qué es lo que ven las personas en Rusia cuando buscan en la web ahora.

Utilizamos una red privada virtual (VPN) para que pareciera que estábamos buscando en internet desde Rusia.

Entre junio y octubre, llevamos a cabo docenas de búsquedas en los principales motores de búsqueda de Rusia, Yandex y Google, de palabras clave relacionadas con la guerra en Ucrania.

Yandex es una de las grandes estrellas de la escena tecnológica local de Rusia. Opera el motor de búsqueda más grande del país y se presenta como independiente de las autoridades.

Según las estadísticas de la propia empresa, gestiona alrededor del 60% de las búsquedas web realizadas en Rusia, mientras que Google es responsable de alrededor del 35%.

Desde el comienzo de la guerra, Yandex recibió críticas por la inclinación pro-Kremlin de los sitios e historias que aparecen en su agregador de noticias, Yandex News. En septiembre, la empresa vendió Yandex News al propietario de la red social VK, vinculado al Kremlin.

Pero Yandex mantiene el control de su motor de búsqueda y, aquí, los resultados del experimento de BBC Monitoring revelan una realidad alternativa dominada por la propaganda rusa sobre la guerra.

Sin mención a las atrocidades

Uno de los temas buscados fue Bucha, la ciudad ucraniana donde las tropas rusas mataron a cientos de civiles antes de que se retiraran a principios de abril.

Las muertes conmocionaron al mundo pero, en Rusia, muchos parecen creer el discurso de los medios oficiales, que aseguran que fueron escenificadas por Ucrania.

Los resultados rusos de Yandex sobre los asesinatos de civiles en Bucha (izquierda) en el marco de la guerra de Ucrania incluyeron entradas de blog que niegan que Rusia tenga la culpa, mientras que los resultados de Google en el Reino Unido hablan de que hay evidencias que prueban las atrocidades.
Los resultados rusos de Yandex sobre los asesinatos de civiles en Bucha (izquierda) en el marco de la guerra de Ucrania incluyeron entradas de blog que niegan que Rusia tenga la culpa, mientras que los resultados de Google en el Reino Unido hablan de que hay evidencias que prueban las atrocidades.

Cuando buscamos "Bucha" en Yandex, usando una VPN como si estuviéramos en Rusia y escribiendo en ruso, los resultados que aparecían primero, en la parte superior de la página, hacían parecer que los asesinatos nunca hubieran tenido lugar.

Tres de los nueve resultados principales eran blogs anónimos que negaban la participación de las tropas rusas. Los seis restantes no contenían informaciones independientes sobre los hechos.

El descubrimiento de fosas comunes en octubre en la ciudad de Lyman, después de ser recuperada por las fuerzas ucranianas, también se reflejó en Yandex desde un punto de vista pro-Kremlin. Varias noticias pro-Kremlin que culpan de las muertes a los "nazis" ucranianos estuvieron entre los 10 primeros resultados.

Captura de pantalla de un blog pro-Kremlin.
Un típico blog pro-Kremlin muy prominente en las búsquedas de Yandex que nuega que el ejército ruso matara a civiles en Bucha.

La búsqueda de "Ucrania" también produjo resultados muy sesgados hacia la narrativa del Kremlin.

Cuatro de los nueve resultados de primera página estaban vinculados a medios de comunicación pro-Kremlin, y ninguno a medios independientes.

Las informaciones independientes solo se entreveían ocasionalmente en los resultados de búsqueda de Yandex con enlaces a artículos de Wikipedia o YouTube.

Preguntado por la BBC, Yandex aseguró que su búsqueda en Rusia "muestra contenido [que está] disponible en internet, excluyendo sitios que están bloqueados por el regulador [de medios]". Negó que hubiera alguna "interferencia humana" en los resultados del ranking.

Un gráfico que compara los resultados de Yandex (izquierda) con los de Google (derecha) sobre Lyman.
Los resultados de Yandex en Rusia (izquierda) y Google en el Reino Unido (derecha) cubrieron los entierros masivos en Lyman pero, en Yandex, las informaciones describían la exhumación de los cuerpos como una "profanación".

Entonces, ¿qué sucede si cambias de Yandex al segundo motor de búsqueda más grande de Rusia, Google?

Las búsquedas en el motor estadounidense con nuestra VPN configurada en una ubicación rusa y escritas en ruso seguían mostrando medios de comunicación pro-Kremlin, pero mezclados con algunas fuentes independientes y occidentales.

Cuando buscamos en Google en ruso, pero con la VPN configurada como si estuviéramos en Reino Unido, aparecieron aún más fuentes independientes. Entre los resultados, muchos informaban de las muertes de civiles o de la guerra.

Según dijo Google a la BBC, su búsqueda "refleja el contenido que está disponible en la web abierta", y su algoritmo está entrenado para "mostrar de manera destacada información de alta calidad de fuentes fiables".

Limpiando los resultados

Entonces, ¿por qué los resultados de Yandex difieren tanto de los de Google?

Varios especialistas con los que habló la BBC consideraron que es poco probable que se esté realizando una manipulación a gran escala desde el interior de Yandex, ya que sería demasiado complicado.

Una posibilidad es que los resultados de la compañía simplemente estén sesgados por la represión que el Kremlin lleva a cabo contra la información independiente sobre la invasión.

Debido a que miles de sitios web han sido bloqueados por el regulador de medios de Rusia, grandes cantidades de información no aparecen en los resultados de Yandex.

"[Las autoridades] pueden limpiar los resultados por completo", dijo a la BBC Alexei Sokirko, exprogramador de Yandex.

Al mismo tiempo, el Kremlin está invirtiendo mucho para asegurarse de que el contenido web que se crea refleja su propia visión del mundo, agregó.

Los expertos en búsqueda Guido Ampollini y Myjailo Orlov, de la firma de marketing GA Agency, aseguran que esto también podría sesgar los resultados que los usuarios ven en Yandex, ya que el algoritmo del motor de búsqueda puede recompensar el material pro-Kremlin con clasificaciones más altas, mientras que penaliza las informaciones alternativas.

Tráfico web artificial

¿Podría una VPN ayudar a los rusos a saber más sobre la guerra en su propio idioma?

Si están usando Yandex para encontrar esa información, no necesariamente.

Al buscar en su motor con la VPN establecida en Reino Unido y escribiendo en ruso, aparecía alguna fuente independiente, pero las fuentes pro-Kremlin aún eran predominantes.

Ampollini y Orlov aseguran que el contenido pro-Kremlin parece cuidadosamente diseñado para que el algoritmo lo clasifique más alto.

Uno de los resultados destacados era un sitio de noticias poco conocido, sobre el que los expertos encontraron signos de una posible manipulación del tráfico web.

En concreto, se hallaron una gran cantidad de enlaces potencialmente artificiales al sitio desde otras páginas, una técnica común para mejorar el ranking de búsqueda de una web.

Finalmente, es posible que Yandex esté reflejando el hecho de que los propios usuarios rusos eligen contenido pro-Kremlin.

El especialista en búsquedas Nick Boyle, de la agencia de marketing digital The Audit Lab, explicó a la BBC que, a diferencia de Google, Yandex tiene en cuenta el comportamiento del usuario.

Esto significa, por ejemplo, que el ranking de búsqueda de un sitio web puede verse afectado por la cantidad de visitas que recibe. Google asegura que esto no ocurre así con su motor de búsqueda.

El equipo de la Agencia GA piensa que es posible que muchos rusos estén haciendo clic en contenido que retrata a su ejército de manera positiva, lo que provoca que el algoritmo de Yandex lo recompense con clasificaciones más altas.

Lev Gershenzon cree que, independientemente de cómo se haya logrado el dominio del Kremlin sobre los resultados de búsqueda de Yandex, la consecuencia es que cualquiera que quiera cuestionar lo que escucha en los medios estatales solo obtendrá información que confirme la opinión oficial.

"Abres la página principal de Yandex y comienzas a [buscar el ataque de] Kremenchuk para recibir una imagen diferente de otras fuentes y todo lo que obtienes es que 'sí, tienes razón, es falso'. Ahí se acaba todo", explicó a la BBC: "es como un doble golpe".

También te puede interesar:

VÍDEO | Xi Jinping llega a Bali para asistir a la cumbre del G20 y reunirse con Biden