La guerra ha condenado a esta anciana ucraniana de 92 años a vivir en un sótano

Tras sobrevivir a la Segunda Guerra Mundial, Maria Nikolaevna llevó una vida tranquila trabajando como ingeniera en la industria aeroespacial y criando a sus dos hijos junto a su marido, Vasilii Emelianovich. Tras la muerte de este, siguió residiendo en su pequeño apartamento situado en un segundo piso de un bloque de Járkov, pero todo cambió cuando el 24 de febrero de este 2022 Rusia inició la invasión de Ucrania.

Su edificio quedó seriamente dañado tras un ataque de las tropas de Vladímir Putin el pasado mes de marzo y esta mujer de 92 años se protege ahora de las bombas junto a su hija, su yerno y su gato en el sótano del edificio de unos amigos, también en Járkov.

Maria, que sufre problemas de movilidad y habituales pérdidas de memoria y confusiones que se han visto agravadas desde el inicio de la guerra, duerme en un colchón en el suelo y la única luz natural que ha visto en cuatro meses es la que entra a través de una pequeña puerta situada en unas escaleras que llevan desde el sótano a la calle.

Más historias que te pueden interesar: