Guerra civil en Twitter a cuenta de la 'lujosa' boda de Alberto Garzón

WTB

¿Puede un comunista casarse? ¿Puede hacerlo de traje? ¿Puede tener la desfachatez incluso de invitar a sus amigos y familiares al evento? ¿Y encima pagar por ello? ¿Incluso a un fotógrafo? Para muchos la respuesta a estas preguntas es la misma: no, no y no. Eso es lo que parece tras ver las reacciones en Twitter de la boda de Alberto Garzón, coordinador federal de Izquierda Unida (IU), y su novia Anna Ruiz.

La pareja se ha dado el ‘si quiero’ en las Bodegas Riojanas de Cenicero, un municipio de 2.000 habitantes en el que el político pasó los veranos en su infancia y en donde está enterrada su madre.

El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, y su novia Anna Ruiz, tras darse el
El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, y su novia Anna Ruiz, tras darse el “sí quiero” ante unos 205 invitados, en una ceremonia celebrada hoy en la localidad riojana de Cenicero. EFE

A pesar de que no hay nada más tradicional que una boda, los tuiteros más conservadores han perdido los estribos con algunos de los detalles del evento, como el supuesto precio que la pareja ha tenido que desembolsar por invitado. Según Navarra Confidencial, Garzón y Ruiz han pagado 309 euros por cada uno de los menús que han disfrutado sus 205 invitados. Este simple dato ha disparado las bilis:

Pero también ha habido una legión de tuiteros que ha defendido a Garzón y han criticado a todos aquellos que se han rasgado las vestiduras…

¿Alberto Garzón tiene todo el derecho del mundo a casarse como quiera (y pagarlo de su bolsillo? ¿O debería haber tenido una celebración más austera y acorde a sus ideales? La respuesta a estas preguntas solo depende de una cosa: de la ideología de quién las conteste.