La guerra se centra en dos frentes: Severodonetsk y la crisis mundial del grano

·4 min de lectura
Un cráter provocado por un misil que impactó frente a un edificio residencial en Severodonetsk (Photo: ARIS MESSINIS via Getty Images)
Un cráter provocado por un misil que impactó frente a un edificio residencial en Severodonetsk (Photo: ARIS MESSINIS via Getty Images)

Un cráter provocado por un misil que impactó frente a un edificio residencial en Severodonetsk (Photo: ARIS MESSINIS via Getty Images)

Diario de guerra, día 105. Una nueva muesca en el calendario. Más bombas, más muertos, más hambre y cada vez menos cambios sobre el terreno. Rusia sigue con todo a por Severodonetsk, mientras Ucrania trata de reorganizar su defensa, tanto en la ciudad asediada cercana a Lugansk, como en otros puntos ocupados, a golpe de contraataque.

Las ‘otras’ guerras tampoco desaparecen, ni la económica ni la alimentaria, con una crisis mundial causada por el bloqueo del grano ucraniano, de la que cada día la ONU manda un mensaje más preocupante.

¿Qué nuevos movimientos se han registrado?

Entre lo oficial y lo oficioso, el avance ruso sobre Severodonetsk ha hecho retroceder a las tropas ucranianas, como ha confirmado Kiev. Sin embargo, solo admiten que el movimiento es en las afueras de la ciudad, no en su núcleo urbano. “La lucha continúa, es imposible decir que los rusos controlan completamente la ciudad”, ha apuntado el gobernador ucraniano de la provincia, Serguéi Gaidai.

Fuentes prorrusas anuncian que Ucrania ya habría abandonado el aeropuerto de esta ciudad clave en la batalla por el Donbás, mientras que solo “retienen el control de una pequeña parte de la planta química de Azot”, como ha añadido Rodión Miroshnik, el representante de la autoproclamada república popular de Lugansk en Rusia.

¿Y qué pasa en otros puntos?

Pero la ofensiva no se limita al conocido como “nuevo Mariúpol” y alrededores. Járkov ha vuelto a sentir las bombas, que han dejado al menos cinco muertos y 12 heridos, según el balance de las autoridades provinciales tras varios ataques sobre instalaciones comerciales.

Aparte, fuentes de la Inteligencia británica informan de que las tropas ucranianas han contraatacado en el suroeste, en la región de Jersón, que sigue ocupada por las rusas.  En concreto, los ucranianos habrían reforzado sus posiciones en la orilla oriental del río Inhulets, afluente del Dniéper que serpentea entre Jersón y la región vecina de Mikolaiv.

Precisamente en Mikolaiv, el ejército nacional reconoce nuevas cargas con misiles de los rusos, centrados en los suburbios.

¿Qué está pasando con el grano ucraniano? ¿Lo está robando Rusia?

Kiev acusa a Moscú de haberse llevado a la fuerza 600.000 toneladas de grano en los territorios ocupados en el sur y este del país, una acusación compartida por EEUU y los socios occidentales y que el Kremlin rechaza de plano.

La realidad, sin espacio a la duda, es que desde el 24 de febrero que comenzó la invasión, los puertos ucranianos del Mar Negro están bloqueados por Moscú y entre 20 y 25 millones de toneladas de grano permanecen en los almacenes ucranianos, lo que está provocando ya los primeros efectos de la crisis alimentaria mundial.

Esto tampoco lo admite el Gobierno de Putin, que insiste en que no ha bloqueado ninguna vía de salida de este cereal y llega a proponer cuatro rutas para exportarlo, tras el anuncio el lunes de un principio de acuerdo con la mediación de Turquía.

¿Qué dice la ONU de esto?

Naciones Unidas ya piensa en un escenario dramático y le pone fecha: la crisis alimentaria actual puede convertirse en una verdadera “catástrofe” en 2023. “La crisis de alimentos de este año es por falta de acceso. La del año próximo puede ser por falta de comida”, ha apuntado el secretario general de la ONU, António Guterres, en la presentación de un informe elaborado por la organización sobre el impacto global de la invasión rusa de Ucrania.

“Las personas y países vulnerables ya están siendo duramente golpeados, pero no se equivoquen: ningún país o comunidad quedará a salvo de esta crisis del costo de la vida”, ha remarcado Guterres.

¿Qué quieren hacer los territorios ocupados?

Tanto Jersón como la región sureña de Zaporiyia, ambas controladas en su mayoría por las fuerzas enemigas, preparan sendos referendos de integración en la Federación Rusa, un extremo que sigue rechazando Kiev.

¿Qué le dice Ucrania a la UE?

Un mensaje que viene de lejos: Volodimir Zelenski ha insistido en que Ucrania ha hecho todo el trabajo necesario para obtener el estatus de candidato a miembro de la Unión Europea (UE). Así, pasa la responsabilidad a los ‘Veintisiete’, y apunta a la cumbre de líderes del 23 y 24 de junio.

“Todos, absolutamente todos, estamos trabajando para que en junio se tome una decisión histórica trascendental, que todos esperamos. Como se suele decir en estos casos: la pelota está en la cancha de los organismos europeos, en el campo de las naciones europeas”, ha señalado el líder ucraniano.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente