Una guatemalteca de 69 años muere en Nueva York víctima del COVID-19

Guatemala, 26 mar (EFE).- Guatemala confirmó este jueves el fallecimiento de una ciudadana del país centroamericano de 69 años de edad que residía en Nueva York a causa del COVID-19.

El Ministerio de Relaciones Exteriores guatemalteco aseguró mediante canales oficiales que las autoridades estadounidenses reportaron al consulado de Guatemala en Nueva York el deceso de la paciente centroamericana, que había comenzado tratamiento desde el pasado 16 de marzo.

"El deceso fue a causa del COVID-19 en el hospital Jamaica, de Nueva York, en donde era tratada desde el 16 de marzo y lamentablemente el 24 del mes en curso, en horas de la noche, perdió la vida", sostuvo la Cancillería en un comunicado de prensa.

El Consulado agregó que la persona fallecida "nunca reportó síntomas ni tuvo acercamiento a la sede diplomática previo a su muerte, únicamente se estableció contacto posterior al deceso".

La Cancillería detalló que el Consulado contactó vía telefónica a la hija de la mujer de 69 años y enfatizó que esta se encuentra en cuarentena aislada "pues pudo haber estado expuesta al virus".

La cartera del Exterior guatemalteco añadió que se encuentra "desde ya" facilitando los trámites correspondientes para repatriar el cuerpo cremado de la víctima "de ser necesario".

Además del fallecimiento de la mujer de 69 años, la Cancillería reportó el deceso de otra persona de origen guatemalteco pero que ya había sido nacionalizada estadounidense.

Según los últimos datos oficiales, el estado de Nueva York tiene 37.258 casos confirmados de coronavirus, la mayoría en la Gran Manzana, y acumula ya 385 fallecidos, con 100 muertos en las últimas 24 horas.

En Guatemala, en cambio, aún se cuentan 24 casos positivos de contagio, uno de los cuales falleció el pasado domingo 15 de marzo y cuatro más se han recuperado de la infección, aunque permanecerán siete días más bajo observación.

Desde el pasado 16 de marzo, el presidente del país, Alejandro Giammattei, ordenó la suspensión de clases y del servicio de transporte público, además del cese de labores en los ámbitos público y privado.

Un día después, sin embargo, el mandatario guatemalteco reculó y dijo que las empresas que quisieran trabajar podían hacerlo siempre y cuando lo notificaran oficialmente a las autoridades y consiguieran transporte privado para sus empleados.

El pasado domingo, Giammattei decretó un toque de queda que dura de cuatro de la tarde a cuatro de la madrugada y que ha propiciado la captura de 2.652 personas por violar la normativa, según datos del Ministerio de Gobernación (Interior).

De acuerdo a cálculos oficiales, casi tres millones de guatemaltecos viven en Estados Unidos, y la mayoría lo hace de manera ilegal.

(c) Agencia EFE