Un guardia civil mata a su expareja de 23 años en Bruselas

Imagen de archivo de agentes de la policía belga. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)
Imagen de archivo de agentes de la policía belga. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Imagen de archivo de agentes de la policía belga. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Un guardia civil de Valladolid ha matado a su ex pareja, una enfermera vallisoletana de 23 años residente en Bruselas, localidad a la que se había desplazado el presunto autor de este crimen registrado la noche del jueves. La investigación del caso, declarada secreta, la lleva a cabo la policía belga.

El agente, un guardia alumno que estaba de prácticas en Portillo (Valladolid), permanece en la UVI tras arrojarse por la ventana después de matar a cuchilladas a su expareja, quien hace unas semanas viajó a Valladolid y habría puesto fin a la relación sentimental que mantenían ambos, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

La víctima se fue para trabajar como enfermera a Bruselas y su verdugo, el agente de la Benemérita viajó para que volviera con él. El presunto autor, César, que aún no había sido nombrado guardia civil, se incorporó este verano procedente de la Academia de Baeza, en Jaén.

Minuto de silencio en Valladolid

Los hechos han sido acogidos con consternación en el Ayuntamiento de Valladolid, que esta mañana ha guardado cinco minutos de silencio a las puertas del Consistorio puesto que la mujer asesinada es hija de un conocido y querido funcionario que se jubilaba hoy.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, casualmente en Palencia para participar en unas jornadas de Periodismo y Violencia de Genero, ha aprovechado para trasladar a la familia de la víctima sus “condolencias y sentido pésame”, aunque ha apelado a la prudencia a la hora de dar más detalles sobre lo ocurrido tras haber transcurrido 24 horas desde que se produjera el suceso y han circulado informaciones “contradictorias”.

A la espera de concretar si el fallecimiento de la joven vallisoletana es un caso más de violencia machista, ya que las pesquisas corren por cuenta de la policía y justicia belgas, Barcones sí ha concretado que hasta el momento Interpol se ha puesto en contacto con la Delegación del Gobierno para solicitar auxilio a la hora de contactar con la familia de la fallecida.

“Es ese auxilio el solicitado para que la familia, que está ya en tránsito, a través también del cónsul español pueda ser ayudada en todas las gestiones, incluida la traducción”, ha explicado Barcones, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, también ha confirmado que el presunto autor del crimen se encuentra ingresado en grave estado en un hospital belga.

“No podemos hacer juicios de valor ni presunciones, sin antes recibir la información policial”, ha zanjado la delegada.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR