Guaidó se mantiene en el Parlamento con "ofensiva política" en reserva

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, preside este martes una sesión para debatir la respuesta de la cámara al levantamiento de la inmunidad a cuatro de sus diputados por parte de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez

Caracas, 13 ago (EFE).- El líder opositor y jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, dijo este martes que se mantendrá en su puesto legislativo, y defenderá a la institución de las amenazas oficialistas, mientras mantiene en secreto una "ofensiva política" que ha prometido contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Guaidó, quien es reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, encabezó este martes una sesión de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) que se celebró 24 horas después de que el chavismo gobernante levantara los fueros a cuatro diputados opositores y advirtiese de la posibilidad de llamar este año a comicios legislativos.

"Se van a ahogar en contradicciones, se van a ahogar en aislamiento, se van a ahogar en un desastre", respondió Guaidó, consultado por periodistas, sobre esa posibilidad de adelantar las elecciones del Parlamento previstas, por calendario, para 2020.

Que esas votaciones se adelanten o no dependerá de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un cuerpo legislativo integrado solo por oficialistas y no reconocido por numerosos países, que actúa en Venezuela como un órgano incontestable y que ayer designó una comisión para definir la "mejor fecha" para llamar al pueblo a las urnas.

Mientras se espera esa decisión que el oficialismo prometió para "los próximos días", Guaidó ha decidido mantenerse en la AN, su plataforma natural, y para ello convocó de inmediato a dos actividades.

El Parlamento, de contundente mayoría opositora, entrará en receso obligatorio este jueves y por ello instalará ese día la acostumbrada comisión delegada, una versión reducida del organismo que se reúne durante el mes de pausa para atender los temas que considere importantes.

Pero Guaidó anunció una sesión extraordinaria del Parlamento para el próximo martes, lo que obliga al total de diputados a asistir a este debate que se prevé sea crucial en la crisis de gobernabilidad nacional, en la que los poderes Ejecutivo y Legislativo no se reconocen entre sí.

Se espera entonces que dentro de una semana el líder opositor anuncie las designaciones que ha prometido para su gabinete y que incluiría, según fuentes legislativas consultadas por Efe, los primeros ministros que nombra desde que juró en enero como presidente interino.

Guaidó adelantó este martes que someterá a consulta de la AN las designaciones de dos nuevos embajadores para Grecia e Israel que, de ser aprobados por los diputados, se presentarán ante los gobiernos de esos países como sus "enviados diplomáticos".

Durante el debate parlamentario, abundaron los mensajes de rechazo a la "dictadura" de Nicolás Maduro y a cualquier acción contra el Parlamento, que lleva decenas de sentencias en contra desde que la oposición se hizo con la mayoría de los escaños en enero de 2016.

A juicio del diputado Eustoquio Contreras, un chavista disidente, el Ejecutivo está aplicando un "fujimorazo por entregas", en alusión al desmantelamiento que ha venido sufriendo el Legislativo, que no cuenta con presupuesto del Estado y no es reconocido por el resto de poderes públicos.

Al respecto, Guaidó resaltó que 25 diputados han sido despojados de su inmunidad de manera arbitraria, pues los levantamientos de fueros los ha declarado la ANC pese a ser una competencia exclusiva de la AN, y "más de 90", de los 167 que conforman el pleno, están "perseguidos con causas abiertas".

"El Parlamento va a ejercer funciones sea como sea, venga de donde venga (...) si quieren repetir esos errores de persecución de adelanto irregular e ilegítimo e ilegal de elecciones, adelante porque hoy ejercen fuerza bruta", añadió.

Venezuela atraviesa un agravamiento de tensión política desde que Maduro juró su segundo mandato de seis años que no es reconocido por numerosos países pues el líder chavista obtuvo la reelección en unos comicios tachados de fraudulentos por la oposición y buena parte de la comunidad internacional.

En respuesta, Guaidó se proclamó como presidente interino de Venezuela y consiguió el apoyo de más de 50 naciones, con Estados Unidos a la cabeza.