Grupos rebeldes de Tigray forman alianza para derrocar al Gobierno de Etiopía

·3 min de lectura

Una coalición de nueve grupos rebeldes, liderada por El Frente de Liberación del Pueblo del Tigray (TPLF) lanzó este viernes una alianza en contra del Gobierno del primer ministro Abiy Ahmed. Hasta la fecha, dos millones de personas han sido desplazadas en medio del conflicto en la región etíope de Tigray.

Nueve grupos rebeldes del Tigray anunciaron el viernes 5 de noviembre la creación de una alianza contra el Gobierno del primer ministro Abiy Ahmed, luego de 12 meses del intenso conflicto armado que vive el país. El "frente unido" liderado por combatientes del norte del Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF) amenazó con la toma del poder por la fuerza y de formar un Ejecutivo de transición.

La coalición incluye cooperación política, militar y diplomática y amplía un acuerdo existente entre las fuerzas de la región norteña de Tigray y el Ejército de Liberación de Oromo (OLA), varios de los grupos tienen combatientes armados, aunque no está claro si todos los tienen.

El Ministerio de Defensa de Etiopía pidió el viernes a los jubilados del ejército que se reincorporen "para proteger al país del complot para desintegrarlo".

El martes, 2 de noviembre, el país declaró el estado de emergencia, lo que permite a las autoridades detener sin orden judicial a cualquier sospechoso de apoyar a "grupos rebeldes" o suspender a los medios de comunicación que "brindan apoyo directa o indirectamente" al TPLF. Según fuentes oficiales, miles de ciudadanos han sido arrestados desde que se anunció el estado de emergencia.

La ONU declaró que todas las partes en conflicto en Tigray han cometido atrocidades

El conflicto ha causado preocupación internacional por la expansión de la guerra en Etiopía.

Las naciones africanas y occidentales han pedido un alto el fuego inmediato debido a los crecientes ataques a la población civil que incluyen violaciones y abusos, asesinatos y ejecuciones extrajudiciales, torturas, violencia sexual y de género, atropellos contra los refugiados y desplazamiento forzado de civiles, entre otros.

De acuerdo con el último informe de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía divulgado este miércoles 3 de noviembre, todas las partes en conflicto han cometido atrocidades que pueden constituir crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Según el informe, unos 5.684 soldados de la Fuerza de Defensa Nacional de Etiopía (ENDF), incluidas 610 mujeres, así como dos niños, 28 mujeres embarazadas y 80 empleados civiles de la ENDF fueron detenidos en otro centro de detención de la región en agosto. Según los informes, seis hombres y tres mujeres habían muerto bajo custodia por falta de tratamiento médico. Naciones Unidas estima que unos 20 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en ese país.

Por su parte, Amnistía Internacional denunció al Gobierno de Abiy Ahmed, por incitar a la violencia a través de las redes sociales. El pasado 3 de noviembre, Facebook eliminó una publicación del primer ministro en la que hacía un llamado a la población a movilizarse con cualquier tipo de arma y de cualquier forma “Todos tenemos obligación de morir por Etiopía”.

Al menos 75.000 etíopes han huido a Sudán

El conflicto en Etiopía estalló 4 de noviembre de 2020, cuando el primer ministro, Abiy Ahmed, ordenó un ataque contra el Frente Popular de Liberación Tigray (FPLT), partido que gobernaba la política nacional durante casi tres décadas, en represalia por un ataque a una base militar federal y después de una escalada de tensiones políticas. El TFL perdió mucha influencia en el país desde que el Primer ministro Abiy Ahmed, asumió el cargo en 2018.

Hasta la fecha, dos millones de personas han sido desplazadas internamente en Tigray y al menos 75.000 etíopes han huido al vecino Sudán, según datos oficiales.

Además, casi siete millones de personas afrontan una "crisis de hambre" por la guerra, según advirtió en septiembre el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU.

Por su parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos, Suecia y Noruega pidieron a sus ciudadanos abandonar Etiopía "lo antes posible" ante una situación de seguridad que calificó de "inestable".

Con Reuters, EFE, AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente