Un grupo de personas retiene así a un individuo por robar una caja de gambas en un Lidl de Alicante

En plena era digital, cualquier acontecimiento grabado con el móvil que se escapa de lo normal, se convierte prácticamente al instante en algo viral. Precisamente esto es lo que ha sucedido con un vídeo en el que se observa como un grupo de personas retienen a la fuerza a un individuo que había cometido un hurto en un supermercado Lidl de Alicante.

En el clip se puede ver a tres personas que hacen fuerza con su cuerpo apretando el tronco del hombre para impedir que se mueva, mientras un grupo de ellas se encuentra de pie, inmóvil, siendo testigo de la surrealista escena. El sujeto había salido del establecimiento con una caja de gambas, cuyo precio no superaba los nueve euros, sin pasar por caja. Un hecho que indignó a las personas que allí se encontraban, que no dudaron en actuar como auténticos justicieros, intentando que la acción de este desconocido no quedara indemne.

Las redes sociales se han dividido en dos bandos con respecto a las imágenes, en las que se escuchan los gritos de dolor de la persona retenida en el suelo, mientras otros lo miran sin hacer nada por impedir esa situación. Los hay que defienden al supermercado y condenan el hurto como delito, mientras que otros no dan crédito de lo que están viendo, más teniendo en cuenta las fechas navideñas y las necesidades que atraviesan actualmente muchas familias españolas. Un tuitero comentó “Si querían ser héroes, bastaba con que uno de todos esos se acercara al Lidl, pagara la caja de gambas y además un bote de mayonesa”. En la misma línea, otro condenó la reacción desproporcionada de las personas que retienen al individuo, apelando a su falta de moral.

También los hubo que defendieron la actuación de los consumidores. “No me da ninguna pena. No ha robado pan, arroz o leche. Ha robado gambas. Muchos españoles hacen sacrificios para pagarse esas gambas o ese cordero en Navidad”, argumentaba uno de los usuarios de la red social.

Una tuitera quiso clarificar algunos conceptos, indicando que, según lo estipulado por la ley, robar una caja de gambas sin violencia no se considera delito, mientras que la retención a la fuerza de una persona si lo es. Otros decidieron tomarse el asunto con humor y quitarle hierro al tratarse de un hurto menor. De una forma o de otra, la sociedad parece cada vez más dividida y para muestra, un botón.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente