El grupo de moda Arcadia, del magnate británico Philip Green, entra en concurso de acreedores

Por James Davey
·2 min de lectura

Por James Davey

LONDRES, 1 dic (Reuters) - El grupo británico de moda Arcadia, propiedad del magnate Philip Green, se ha declarado en concurso de acreedores, poniendo en riesgo más de 13.000 puestos de trabajo y convirtiéndose en la mayor víctima empresarial del país desde el inicio de la pandemia.

Deloitte indicó el lunes que había sido nombrado administrador concursal de Arcadia y que buscaría compradores para las marcas del grupo: Topshop, Topman, Dorothy Perkins, Wallis, Miss Selfridge, Evans, Burton y Outfit.

El grupo vende sus productos en 444 establecimientos arrendados en Reino Unido y 22 en el extranjero.

Deloitte dijo que tanto las tiendas de Arcadia como sus plataformas en línea seguirán funcionando y que continuarán los suministros a sus socios. El administrador añadió que no estaban previstos despidos en el corto plazo.

"Buscaremos rápidamente manifestaciones de interés y esperamos identificar a uno o más compradores para asegurar el éxito de los negocios", dijo Matt Smith, administrador conjunto de Deloitte.

Green, que fue fotografiado el fin de semana en Mónaco -donde está atracado su superyate Lionheart, de 100 millones de libras (133,26 millones de dólares)-, adquirió Arcadia por 850 millones de libras en 2002.

El magnate no realizó ningún comentario, pero el CEO de la firma, Ian Grabiner, culpó a la crisis de la situación actual de Arcadia.

"Ante las condiciones comerciales más difíciles que hemos experimentado nunca, los obstáculos que encontramos fueron demasiado severos", dijo Grabiner. El ministro de Negocios de Reino Unido, Alok Sharma, dijo que el concurso de acreedores de Arcadia era "una noticia increíblemente triste" y que el Gobierno británico apoyaría a los afectados.

Aunque los cierres derivados de la COVID-19 llevaron a Arcadia al límite, en los últimos años ya había tenido dificultades al no haber invertido lo suficiente y no poder mantener el ritmo de los competidores.

Sus marcas han perdido terreno ante Zara, de la española Inditex, H&M y Primark, así como ante firmas en línea como ASOS y Boohoo.

($1 = 0,7504 libras)

(Información de James Davey, en Londres; editado por Estelle Shirbon, Rosalba O'Brien y Matthew Lewis; traducción de Jorge Martínez)