Un grupo de curas catalanes lleva 30 años bendiciendo uniones homosexuales en la clandestinidad

·2 min de lectura
Un bello instante de la manifestación del Orgullo de Barcelona, en 2020 (Photo: Europa Press via Getty Images)
Un bello instante de la manifestación del Orgullo de Barcelona, en 2020 (Photo: Europa Press via Getty Images)

Si lo de los obispos catalanes y su apoyo a los indultos al procés había causado polémica, prepárense. La Asociación Cristiana de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Cataluña (ACGIL) ha revelado lo que supone todo un bombazo para la Iglesia Católica en España. Distintos sacerdotes catalanes llevan al menos tres décadas bendiciendo uniones de parejas homosexuales en la clandestinidad.

Se trata del mismo tiempo que desde este colectivo afirman haber puesto en contacto a ambas partes, para realizar una acción que choca frontalmente con la línea de El Vaticano. Según ha precisado a EFE el conciliario de ACGIL Jordi Valls se produce con “varias parejas cada año”, que desean que su unión sea bendecida también de forma religiosa.

Por una acción como esta [los sacerdotes] pueden perder su sustentoJordi Valls, conciliario de ACGIL

Para ello se han estado apoyando en “5 o 6 sacerdotes de confianza”, que se encargan de llevar a cabo la acción en la más absoluta intimidad. No por la de la pareja sino por la de los propios curas. Ninguno de estos sacerdotes ha querido hacer declaraciones por miedo a represalias. “Por una acción como esta pueden perder su sustento”, ha apuntado Valls.

En el domicilio o en el templo

Estas bendiciones, dependiendo de las circunstancias, pueden celebrarse en el domicilio de la pareja o en la propia iglesia en la que esté destinado el sacerdote. Una vez puestos en contacto, es el sacerdote el que se encarga de organizarlo todo con la pareja, aunque siempre con la más absoluta discreción, sin fotos y sin ninguna clase de público.

Desde la ACGIL no tienen constancia de que exista otra organización en España que ponga en contacto a parejas del mismo sexo y sacerdotes. Y desde el Arzobispado de Barcelona han asegurado que no han amonestado a ningún párroco por realizar este tipo de actos.

“No tenemos constancia de...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente