Las declaraciones de Greta Thunberg sobre la vacuna para ricos y pobres acaban convertidas en bulo

M. J. Arias
·3 min de lectura

Greta Thunberg se ha visto envuelta en las últimas horas en una polémica en redes sociales debido a un titular publicado en un medio de comunicacion en España que no se ajusta exactamente a sus palabras y que ha provocado una serie de reacciones muy críticas de una parte de la derecha contra ella. La clave del malentendido se encuentra en el verbo ‘exigir’ elegido para titular la noticia sobre su intervención a la hora de hablar de la desigualdad en el reparto de vacunas del coronavirus entre países pobres y ricos.

Greta Thunberg habló ante la OMS e incidió en la dificultad de los países más pobres para acceder a ella y pidió solidaridad.
Greta Thunberg habló ante la OMS e incidió en la dificultad de los países más pobres para acceder a ella y pidió solidaridad.

Ocurrió en el marco de una intervención de la activista sueca ante la Organización Mundial de la Salud (OMS). Thunberg apeló a la solidaridad internacional para facilitar que lleguen las dosis que necesitan aquellos países con más dificultades para adquirirlas. “No es ético que un país con altos ingresos vacune a gente sana y jóvenes a expensas de personas más vulnerables o sanitarios en países con menos ingresos”, dijo la joven.

Esa fue su frase. Pero el titular de la noticia donde se ha originado el revuelo y el ataque contra ella decía que “Greta Thunberg exige en la OMS que las naciones ricas no vacunen a la gente sana porque ‘crea desigualdad’”. El titular usa el verbo ‘exigir’, pero en la captura de pantalla que se incluye en la información y que cuenta con el subtitulado de sus palabras en inglés se puede leer la cita textual recogida en el párrafo anterior.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Ese asegurar que Thunberg exigía dejar de vacunar a gente sana en los países ricos generó una oleada de reacciones por parte de algunos destacados miembros de la derecha en España atacándola por unas palabras que en realidad no pronunció. Juan Carlos Girauta, por ejemplo, publicó un tuit en el que compartía la mencionada noticia en la que añadía el comentario de que “mientras la gente más poderosa del mundo le siga dando cuerda a este peligro público, iremos mal”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El europarlamentario de Vox, Hermann Tertsch, se manifestó en la misma línea asegurando que “resulta increíble las ridículas impertinencias que tragamos a diario”. Si bien estos dos comentarios son de los que más repercusión han tenido y más han contribuido ha extender lo que podría considerarse como un bulo sobre lo que realmente dijo, no han sido los únicos hasta llegar a convertir su nombre en tendencia a lo largo de la mañana del martes.

Pero, hablar de ética en el reparto de vacunas no fue lo único que hizo la activista medioambiental sueca. También comentó que “hay que proteger, dar prioridad a los más vulnerables y a quienes trabajan en la primera línea, no importa el país en el que estén” y que “la comunidad internacional, los gobiernos y los desarrolladores de vacunas deben intensificar su juego y abordar la tragedia que es la inequidad en las vacunas”, como recogió The Guardian.

Sobre las ganas que ella misma tiene de volver a la normalidad, aclaró que “claro que quiero volver a tener una vida normal y toda la gente que conozco quiere lo mismo, pero necesitamos actuar con solidaridad y utilizando el sentido común. La única decisión moral y correcta que se puede tomar es dar prioridad a los más vulnerables, sin importar donde viven”.

También anunció que había donado 100.000 euros al programa COVAX, destinado a financiar la compra de vacunas y distribuirlas en los países con más problemas para poder conseguir las dosis.

EN VÍDEO | La OMS alerta de la gravedad de la situación y defiende la vacuna de AstraZeneca