Grecia vive el primer día laboral de confinamiento mientras suben las muertes

Agencia EFE
·3 min de lectura

Atenas, 9 nov (EFE).- Grecia vive el primer día laboral después de que entrase en vigor su segundo confinamiento nacional con los comercios cerrados, el tráfico reducido y las calles semivacías, mientras el número de fallecidos por covid-19 sigue aumentando.

El pasado sábado toda Grecia volvió a estar confinada por primera vez desde mayo, con lo que solo continuaron con su actividad la enseñanza primaria y los comercios esenciales como las tiendas de alimentación, farmacias o gasolineras.

Sólo se puede salir a la calle en caso de emergencia, por motivos de trabajo acreditados o una serie de excepciones previstas por el Gobierno y de las que todo ciudadano debe avisar enviando un mensaje de texto a las autoridades antes de salir de casa.

Así, las estaciones de metro y las paradas de autobús han recibido muchos menos ciudadanos hoy que cualquier otro lunes.

Mientras el centro histórico y las calles comerciales permanecieron vacías, los desplazamientos por las carreteras se redujeron y se evitaron las aglomeraciones en el transporte público.

Otra estampa que vuelve a ser común es el aumento de controles policiales que piden los justificantes de trabajo o comprobar el SMS que explica el desplazamiento en cuestión.

De hecho, el portavoz del Gobierno, Stelios Petsas, ha advertido de que estas inspecciones aumentarán y ha pedido a los ciudadanos que no intenten eludir el confinamiento después de que la noche del domingo se enviasen alrededor de un millón de sms para hacer deporte o sacar a la calle a mascotas.

Las multas por desplazarse por motivos no esenciales alcanzan los 300 euros, mientras las empresas que tengan que suspender su actividad y no lo hagan tendrán que pagar entre 3.000 y 5.000 euros.

Por otro lado, mientras muchos padres iban a llevar a sus hijos a las guarderías y colegios, los estudiantes de instituto se han tenido que enfrentar a la nueva web de enseñanza a distancia implantada por el ministerio de Educación.

Tan sólo una hora después de comenzar las clases el programa ha colapsado y muchos estudiantes no han podido volver a conectarse.

La oposición ha pedido la dimisión de la ministra de Educación, Niki Kerameos, por falta de previsión pero el Gobierno defiende que se trata de un fallo del servidor.

Mientras el nuevo confinamiento se adueña de la rutina helena, la presión sobre el sistema sanitario y el número de fallecidos continúa aumentando.

Según varios medios locales, se prevé que hoy se vuelva a superar el récord de muertes. De momento en la última jornada 30 personas han perdido la vida, mientras que el sábado se contabilizaron 34 fallecimientos y el domingo 35, lo que eleva el total de muertes por covid en Grecia a las 815.

Lejos de remitir, las autoridades sanitarias esperan que las cifras aumenten drásticamente en el norte de Grecia, ya que la eficacia de las medidas gubernamentales no se podrá constatar hasta dentro de 15 o 20 días.

Asimismo, también continúa subiendo el número de pacientes en cuidados intensivos e intubados. Según datos del ministerio de Sanidad, el 62 % de las camas uci para covid están ocupadas, una cifra que asciende hasta el 75 por ciento en el norte de Grecia.

Según los últimos datos, desde que se localizó el primer caso de covid-19 en Grecia el pasado febrero se han registrado 56.698 contagios en el país.

(c) Agencia EFE