Grecia | Dos grupos ecologistas luchan contra las "redes fantasma" abandonadas

·2 min de lectura

La isla griega de Ítaca, patria del homérico Ulises, se enfrenta a un grave problema de contaminación marina. Por segundo año consecutivo, las ONG Healthy Seas y Ghost Diving han emprendido la limpieza del fondo marino.

Sin embargo, los buzos no se limitan a recoger las redes de los pescadores locales.

Hace diez años, cerraron dos piscifactorías despues de veinte años de actividad.

Los propietarios abandonaron la isla, y abandonaron las redes de plástico y el resto de equipos. El desastre ecológico es enorme.

Verónica Mikos, directora de la ONG Healthy Seas está sorprendida por la magnitud de los restos:"Nos enfrentamos a algo que nunca habíamos visto antes. Un crimen medioambiental trágico e impactante. Hasta ahora nos hemos centrado en las redes fantasma, las llamadas redes de pesca perdidas o abandonadas accidentalmente que siguen capturando vida marina después de haberse perdido. Aquí nos hemos enfrentado al fenómeno llamado ''granjas fantasma''. Instalaciones agrícolas enteras abandonadas".

Durante muchos años, nadie se interesó por esta contaminación. Ningún gobierno, ningún ministro de medio ambiente ha pedido a las dos empresas que limpien el mar.

Unos cuantos vecinos publicaron fotos submarinas en las redes sociales e informaron a la ONG Healthy Seas, que decidió actuar

El equipo está formado por doce buceadores voluntarios de Países Bajos, el Reino Unido, Grecia, Líbano y Hungría.

Pascal Van Erp, fundador de la Ong Ghost Diving destaca la enormidad de las redes:"Los retos de este proyecto son el peso y la cantidad de las redes de pesca. Son muy, muy grandes. Tenemos que arrastrarlas de 20 a 30-35 metros de profundidad. El levantamiento en sí no es peligroso, pero es mucho trabajo en equipo porque la red es enorme. Hay que tener mucho cuidado para que no se rompa y vuelva a bajar".

En el verano de 2021, muchos vecinos dudaban y desconfiaban de los voluntarios extranjeros. La mayoría no creía que nada fuera a cambiar.

Sin embargo, poco a poco confiaron en ellos y ahora participan en su campaña de limpieza.

El año pasado se retiraron 76 toneladas de basura marina del mar y de la costa de la isla. Además de la limpieza, el objetivo de la acción de este año es formar a los pescadores, a los lugareños y a los visitantes para reducir la catastrófica contaminación del fondo marino

Con el tiempo, las redes de plástico se descomponen y envenenan a los peces.

Los buceadores señalan que la contaminación del mar es un fenómeno insidioso, ya que no solemos verlo ante nuestros ojos

El coordinador de Ghost Diving en Grecia, Nikos Vardakas, está forzosamente obligado a ver más allá de las apariencias:"El visitante ve una imagen muy bonita. Un pequeño y tranquilo puerto con aguas claras y azules. Sin embargo, nosotros, los buceadores, nos enfrentamos a una realidad completamente diferente. El fondo marino está lleno de basura, puedo decir que parece un inmenso vertedero. La gente es cada vez más sensible, el mundo está cambiando. Por supuesto, se necesita tiempo".

Las redes recuperadas se transportan al puerto de Ítaca y se almacenan en contenedores.

Posteriormente, se transforman en nylon reciclable de primera calidad. Los diseñadores de moda utilizan el nailon regenerado para crear ropa deportiva, trajes de baño, calcetines, alfombras y mucho más.

Después de Ítaca, los buzos voluntarios participarán en proyectos similares en España y Croacia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente