El grano ucraniano está listo para exportar, pero las compañías navieras aún no

·4 min de lectura

Tres puertos ucranianos han “reanudado el trabajo” para proceder, quizá en dos semanas, a la exportación de granos, según lo acordado la semana pasada entre Ucrania y Rusia y así aliviar la crisis alimentaria mundial. Pero los buques aún no están listos debido a las minas en el mar. En medio de las dudas sobre cómo se desarrollará el acuerdo, Turquía inauguró el centro encargado de coordinar las exportaciones por el Mar Negro, las primeras en más de cinco meses de guerra.

Rusia y Ucrania comenzaron este miércoles 27 de julio a ejecutar el acuerdo de la exportación de cereales sellado en Turquía hace cinco días, pese a los combates en el este de Ucrania. En primer lugar, tres puertos ucranianos del Mar Negro, designados para las exportaciones de cereales, han “reanudado el trabajo” de preparación previo al primer envío.

Sin embargo, las compañías navieras no se quieren apresurar a exportar millones de toneladas de granos atrapados en Ucrania, a pesar del acuerdo firmado para proporcionar corredores seguros a través del Mar Negro.

La razón es que las minas explosivas están a la deriva en las aguas y se evalúan los riesgos. Además, aún hay dudas sobre cómo se desarrollará el acuerdo y la seguridad que tendrán las caravanas.

"¿Podemos estar seguros y garantizar la seguridad de las tripulaciones? ¿Qué va a pasar con las minas y los campos minados? Así que hay mucha incertidumbre y cosas desconocidas en este momento", señaló Guy Platten, secretario general de la Cámara Naviera Internacional, que dice representar alrededor del 80% de la flota mercante mundial.

En medio de esta cautela, los que reanudan operaciones, acorde al plan de preparación de los primeros buques, son los puertos de Odessa, Pivdennyi y Chornomorsk, aunque aún no hay fecha exacta para el inicio de las exportaciones.

"Los transportes de cereales benefician tanto a Rusia como a Ucrania. Podemos esperar que los primeros barcos salgan en las próximas dos semanas. Eso depende un poco de lo preparados que están los países", dijo este miércoles el portavoz del Gobierno turno, Ibrahim Kalin.

El acuerdo, que ha desencadenado un comienzo lento y cuidadoso, tiene una vigencia de 120 días y se renovará de forma automática, si ningún país indica lo contrario. El reloj comenzó a correr la semana pasada.

La seguridad de los buques en medio de la guerra

Entretanto, la marina ucraniana precisó que “la salida y la entrada de los buques a los puertos marítimos se harán mediante la formación de un convoy que acompañará al buque guía”.

Pese al anuncio de este acuerdo y a pocas horas de firmado el viernes 22 de julio, misiles rusos golpearon el puerto de Odessa, uno de los incluidos en el acuerdo. Y desde el sábado han seguido varios ataques sobre este puerto comercial.

Los combates han sido denunciados por Kiev y la comunidad internacional como intentos de Rusia de socavar ese compromiso que tiene como objetivo paliar la crisis alimentaria mundial precipitada por la falta de grano ucraniano.

No obstante, por parte de Ucrania se ha mantenido el plan de desbloquear esos envíos que deben ser controlados y supervisados por Turquía, como garante del acuerdo, junto con la ONU, y que Rusia y Ucrania firmaron por separado en Estambul.

El objetivo es lograr transportar a los mercados internacionales entre 22 y 25 millones de toneladas de trigo, maíz y otros cereales que permanecen bloqueados en los silos de estos tres puertos debido a la invasión rusa a Ucrania y que escasean en los mercados mundiales.

Turquía inaugura el CCC y se prepara para el primer envío de grano de Ucrania

Mientras los puertos “reanudan trabajos”, en Estambul fue inaugurado este mismo miércoles el Centro de Coordinación Conjunta (CCC), encargado de coordinar las exportaciones de cereales ucranianos por el Mar Negro.

En virtud de estos acuerdos, el CCC se encargará de efectuar las inspecciones de los buques que salgan y lleguen a Estambul para garantizar que solo transportarán cereales.

El centro funciona en la Universidad de Defensa de Estambul y estará dirigido por "cinco representantes de Rusia, Ucrania y la ONU, así como de Turquía, tanto militares como civiles", precisó el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar en una corta ceremonia de inauguración.

"Los que trabajan aquí saben que los ojos del mundo están puestos en ellos", añadió el ministro, quien subrayó que "no habrá militares en el campo (de operación marítima). Desde el centro se registrarán los buques mercantes y se hará seguimiento de sus movimientos, bajo coordinación de Naciones Unidas y los países partes", dijo Akar.

"Si se observa la necesidad de limpiar (el mar) de minas, se haría de forma coordinada. Pero por ahora no se prevé la necesidad de una limpieza de minas en el Mar Negro", puntualizó el funcionario, respuesta que añade incertidumbre a las empresas navieras.

Ucrania y Rusia son los principales proveedores mundiales de trigo, cebada, maíz y aceite de girasol, actividad frenada con la lucha en la región del Mar Negro.

El próximo 5 de agosto, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que mantiene una postura neutral en el conflicto, se reunirá con su homólogo ruso, Vladímir Putin, en la ciudad rusa de Sochi, y se prevé que uno de los principales temas sea el acuerdo de exportación de cereales de Ucrania.

Con AP, AFP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente