Un sencillo gráfico pone de relieve cómo las tecnológicas lo saben todo de nosotros

·4 min de lectura

La revolución tecnológica que se ha producido en las últimas décadas ha llevado a numerosos avances, pero también a un gran desafío como es la privacidad. Las grandes empresas tecnológicas controlan numerosos datos de unos usuarios que para poder acceder a las aplicaciones tienen que dar mucha información personal.

Un sencillo y completo gráfico desarrollado por True People Search ha puesto de relieve hasta qué punto 11 grandes empresas (Google, Apple, Microsoft, Amazon, Facebook, Twitter, Linkedin, Reddit, Tik Tok, Uber y Lyft) son capaces de hacer una radiografía perfecta de cada persona.

Consejo: Para poder contemplar el gráfico en óptimas condiciones, lo mejor es descargar la imagen

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

No solo todo aquello que tiene que ver con tus datos personales, sino también gustos, aficiones, costumbres o relaciones. Y lo peor de todo es que han sido voluntariamente los propios usuarios los que han cedido estos detalles.

El problema no es simplemente que estos gigantes tengan toda tu información personal; es la manera en la que la utilizan, vendiéndola en Internet a grandes bases de datos. No es casualidad que los anuncios que se te muestran estén muy relacionados con tus gustos ni tampoco que te lleguen correos o llamadas de destinatarios que no conoces. En este sentido, la periodista Marta Peirano publicó en 2019 un interesante libro relacionado con el tema llamado "El enemigo conoce el sistema".

Así, el gráfico publicado contempla 58 categorías de información que puede ser recopilada por las compañías tecnológicas. Son las siguientes:

Nombre, edad y fecha de nacimiento, género, número de teléfono, dirección de correo, dirección física, localización, zona horaria, idioma, experiencia laboral, nivel de ingresos, educación, estado civil, opiniones políticas, raza y etnia, antecedentes penales, carnet de identidad, información de pagos, información de tarjetas de crédito y actividad de compras.

Más allá de toda esta información privada, estas compañías también son capaces de saber cada cosa que haces cada vez que estás delante de una pantalla, tal y como demuestran las siguientes variables contempladas.

La lista continúa con contactos e información relacionada, eventos del calendario, intereses, me gusta y siguiendo, redes sociales y contactos, dispositivos usados, operador de móvil, información del navegador, historial, búsquedas, páginas visitadas, interacción de las aplicaciones, proveedor del servicio de Internet, dirección IP, sistema operativo, anuncios clicados o vistos, aplicaciones instaladas, contenido con el que has interaccionado, información sobre las cosas cerca de ti, datos del sensor del móvil, datos del reconocimiento facial, patrones del desbloqueo del terminal, fechas y tiempo de uso, datos del uso, datos de voz, llamadas telefónicas, emails enviados y recibidos, documentos o conversaciones.

Finalmente, están las subidas de fotos, subidas de vídeos, los vídeos vistos, los comentarios en vídeos, la música, los libros, los videojuegos y los datos del juego interactivo.

Esta larguísima lista recoge todos los datos que una empresa tecnológica puede llegar a tener sobre ti. La buena noticia es que ninguna de las 11 contempladas por el gráfico es capaz de tener todas estas variables a la vez. La mala es que la combinación de varias de ellas sí que conseguiría el pleno.

Las grandes compañías tecnológicas tienen mucha información del usuario. (Getty Creative)
Las grandes compañías tecnológicas tienen mucha información del usuario. (Getty Creative)

Un ejemplo práctico

No hay más que mirar un ejemplo concreto para ver la dimensión de información que llegan a obtener. Pongamos el caso de Facebook, de las 58 variables analizadas, obtiene información del usuario en 48 de ellas.

Las únicas que se quedan fuera son: nivel de ingresos, antecedentes penales, redes sociales y contactos, datos del sensor del móvil, datos de voz, emails, documentos, comentarios en vídeos, música y libros.

Por ponerlo en contexto, si unimos Google a la ecuación, solo serían cuatro las variables que estas dos plataformas no tendrían en su conjunto: nivel de ingresos, antecedentes penales, redes sociales y contactos y libros. Es decir, cualquier usuario que disponga de ambas compañías, algo muy habitual, ha podido entregarles 54 de las 58 variables de información.

Añadiendo, por ejemplo, Amazon y Uber, otras dos de las compañías más utilizadas, ya conseguiríamos el pleno absoluto. Una prueba más de que hay que mirar detenidamente la información que se entrega a cualquier empresa antes de aceptar los términos y condiciones. Lo cierto es que la falta de privacidad digital es aterradora.

EN VÍDEO I Desmonta la creencia de que el micrófono del móvil nos espía cuando está apagado

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente